El gran hacedor de equipos

“Los chicos son grandes emprendedores por el hecho de que son chicos”. La frase parece redundante, pero si el que la pronuncia es Sergio “Cachito” Vigil, sin duda es utilizada intencionadamente para dar énfasis.
Dueño de un tono de voz áspero y una retórica envidiable, el ex entrenador de los seleccionados argentinos de hockey (femenino y masculino) logra que sus discursos sean plausibles y conmovedores. Por eso, el relato que realizó el martes en el almuerzo de la Fundación Educativa Junior Achievement de su convivencia en el Foro Internacional de Emprendedores con jóvenes de todo el mundo, no fue la excepción.

Luego de varios títulos al frente de “Las Leonas”, Vigil es invitado a dar charlas a empresarios para transmitir su experiencia en el alto rendimiento a una organización empresarial. “Motivación”, “liderazgo” y “trabajo en equipo” son palabras que se repiten en su presentación.
A “Cachito” le gusta hablar y sus frases son extensas y meditadas. En una entrevista con Comercio y Justicia, lanzó su primera idea: “Los chicos son piel y hueso”.
Luego profundiza la aseveración explicando que los jóvenes se encuentran en esa situación porque “estrujaron hasta la última neurona de su cuerpo para lograr los objetivos que se plantearon” y concluyó que eso es lo que los convierte en “emprendedores de la vida”.

Un “romántico” a la hora de hablar, Vigil plantea que los jóvenes “todo lo obtienen por el hecho de que son chicos”, ya que tienen una fuerza interior que los hace capaces de lograr hasta los imposibles.
Por lo tanto, no es extraño escucharlo hablar con una pasión desbordante que contagia, cuando se refiere a personas que buscan alcanzar sus “sueños y objetivos”, sin importar los obstáculos que se les presenten en el “camino”.

Nuevo Rol

Desde hace un par de años, Vigil se dedica a dar charlas en el ámbito empresarial, pero es consciente de que la invitación para este tipo de conferencias estuvo fundamentada en los resultados deportivos que obtuvo y aclaró que ello lo “sorprendió muchísimo”. Sin embargo, explicó que a partir de las sucesivas charlas en distintas empresas, el conductor que hay en él “creció”.
A lo largo de la charla, Vigil habló del esfuerzo personal y destacó que ése es el primer paso para poder trabajar en “equipo”. De ahí que sus charlas buscan que una persona con perfil de liderazgo pueda conducir un grupo de personas al éxito.

Una de las claves para lograrlo es que “dentro de un equipo no hay nada más importante que el compromiso de cada miembro con el propósito común y el conjunto de objetivos de desempeño por los cuales el grupo se mantiene a sí mismo responsable. Cada miembro debe creer que el propósito del equipo es importante para el éxito de la compañía y deben ser honestos unos con otros al evaluar sus resultados con relación a ese propósito”.

Vigil aseguró que “el gran desafío de un conductor o de un equipo es que todos sus integrantes estén comprometidos con el mismo objetivo, ya que una persona puede entregar todo sólo cuando siente pertenencia al grupo”. Y sin duda ésa ha sido la cualidad característica de los equipos que él dirigió.
Antes de despe

Artículos destacados