El desprestigio de la Justicia y las instituciones

Ricardo Recondo es uno de los primeros jueces que en nombre del resto de los magistrados a los cuales representa, alzó la voz para advertir respecto de las presiones políticas de las que estaba siendo objeto la Justicia argentina y la dificultad que tienen los jueces para investigar al poder político. Sus afirmaciones adquirieron gran notoriedad pública y despertaron una fuerte polémica. De visita en nuestra ciudad, Ricardo Recondo reflexionó con Comercio y Justicia y realizó una autocrítica sobre el accionar de la magistratura argentina.

– ¿Siente que el Poder Judicial ha perdido credibilidad en nuestra sociedad?
– Lamentablemente, las instituciones en la Argentina están muy desprestigiadas y la Justicia no es la excepción. Lo que tenemos que hacer es colaborar entre todos para conseguir que la gente tenga más respeto por la Justicia, independientemente de que los fallos puedan ser o no simpáticos a la opinión pública. En otros países, aunque la ciudadanía no esté de acuerdo con un fallo, igual lo acepta “porque lo dijo un juez”. Esto es lo que hay que conseguir porque si no vienen estas presiones del poder político, del poder económico y de la opinión pública.

– ¿Han crecido las presiones a la magistratura en los últimos años?
– Sin dudas, han empeorado estas presiones, yo lo vengo sosteniendo y lo repito; lamentablemente se ha politizado en gran medida el manejo de la Justicia y eso perturba el desempeño independiente de los jueces, esto es malo para la ciudadanía. Hamilton decía que si se destruye la independencia del juez, se destruye la Constitución.

– En la última Conferencia de Jueces se habló de la necesidad de una Justicia independiente. ¿Cree que al Gobierno nacional le interesan estos reclamos?
– Yo espero que sí, porque no se puede conseguir el funcionamiento óptimo de las instituciones y del Poder Judicial en este caso, sin la colaboración de los otros poderes del Estado. En este punto es importante separar la eficiencia y la rapidez de la Justicia – que debe ser optimizada- y la independencia. Hay jueces muy eficientes que no son independientes y hay jueces que no son eficientes pero que al momento de dictar un fallo resultan independientes; entonces lo que hay que hacer es diferenciar estos temas para no pensar que porque hay eficiencia hay independencia o porque hay independencia hay eficiencia.

– En el Consejo de la Magistratura la diputada Conti planteó modificar los concursos. ¿Considera que desde este organismo se está avasallando la independencia de la Justicia?
– Sí, por supuesto. Nosotros lo venimos reclamando y lamentablemente nos atacan diciendo que somos opositores. Los jueces no somos opositores, los jueces somos jueces, nuestras simpatías políticas existen porque somos seres humanos, pero las dejamos de lado, los jueces actuamos como jueces y yo cuando salgo a reclamar lo hago para el funcionamiento independiente de la Justicia. Desde el Gobierno me hacen aparecer como que estoy controvirtiendo al Poder Ejecutivo, pero no es así, yo defiendo la independencia porque para eso me han elegido mis colegas.

– Un gran malestar despertó la nueva conformación del Consejo de la Magistratura. La Corte puede resolver sobre la constitucionalidad o no de esta nueva integración. ¿Por qué cree que todavía no lo hizo?
– No lo sé, habría que preguntarle a la Corte; la Constitución habla de equilibrio y con la nueva reforma

Artículos destacados