El crédito solidario busca una “integración económica” nacional

El titular de Cooperar, Ariel Guarco (al centro), abrió las jornadas de debate del crédito solidario, en el hotel Savoy de Buenos Aires.

Participaron más de 200 organizaciones solidarias de todo el país. Córdoba estuvo presente encabezando el panel sobre mutualismo y ayuda económica. Buscan formas de financiar la producción.

“Debemos pensar de forma integrada el desarrollo hacia delante. Pero no sólo intrasectorial sino que debemos vincularnos con otros sectores, en las universidades, las iglesias, los sindicatos y con el Estado, que hoy se muestra sensible a los problemas de la gente común. Debemos construir alianzas estratégicas e ir hacia una real integración económica”, afirmó el titular de la Confederación Cooperativa nacional Cooperar, Ariel Guarcom, en el cierre del Primer Congreso de Crédito Cooperativo e Integración Latinoamericana, realizado el pasado 24 de abril en Buenos Aires.

Organizado por la Federación Argentina de Cooperativas de Crédito (FACC), participaron referentes de otras entidades de nuestro país y de México, Brasil, Uruguay y Colombia, entre otros. La convocatoria estuvo dirigida a directivos y profesionales que brindan servicios a organizaciones dedicadas al crédito cooperativo y la ayuda económica; y a consejeros de organizaciones asociativas relacionadas con la materia.

“Necesitamos en Argentina un desarrollo del cooperativismo de crédito de la magnitud que existe en otros países de la región”, manifestó el presidente de la FACC, Luis Puig, en referencia a las exposiciones realizadas por los dirigentes de México, Ramón Imperial, y de Brasil, Márcio Port.

Los oradores pusieron énfasis en afianzar la integración horizontal y vertical de las organizaciones que hoy manejan fondos bajo gestión solidaria, como en intensificar la educación y la participación mediante canales formales y del uso de las nuevas tecnologías de comunicación. Como dato impactante, se conoció que en Brasil hay más de mil cooperativas de crédito, y en México unas 1.700 sucursales de la Caja Popular, por eso en los talleres y disertaciones quedó clara la necesidad de seguir adecuando la normativa y de lograr la autorización para el funcionamiento de las cajas de crédito cooperativas.

En la jornada se resaltó la necesidad de adecuar la normativa vigente y de poner en funcionamiento las cajas de crédito cooperativas. En este marco, el presidente de Cooperar remarcó que «las cooperativas de ahorro y crédito son fundamentales porque priorizan el desarrollo de las personas y su comunidad».

Además, subrayó que “pueden darle herramientas al movimiento con capital puesto en aras de la producción, emprendimientos que apuntan al desarrollo local. Por eso apoyamos que existan las cajas de crédito cooperativo y todos los proyectos que hay en el Banco Central de la República Argentina (BCRA)”, a la vez que respaldó el proyecto de ley de servicios financieros impulsada originalmente por el diputado Carlos Heller para reemplazar la normativa actual.

En la apertura, el directivo de Sancor Seguros y de la Casa Cooperativa de Sunchales, Raúl Colombetti, resaltó la importancia de la educación cooperativa para la mayor integración social. En esa línea, el vicecanciller de la Nación, Eduardo Zuaín, se refirió a la importancia de las cooperativas para profundizar “el modelo de desarrollo con inclusión y la movilidad social”.

El presidente del Instituto Nacional de Economía Social (Inaes), Patricio Griffin, aseguró que “hemos superado el ser solidarios en solitario”, haciendo referencia a la magnitud del congreso y la fortaleza de integración de la economía solidaria nacional y latinoamericana.

Entre los panelistas invitados a exponer estuvo el presidente de la Federación de Mutualidades de Córdoba (Femucor), Alejandro Russo, quien tuvo a su cargo el taller Mutualismo y Ayuda Económica. “En los últimos años se fue profesionalizando el sector de créditos, sobre todo con la sanción de la ley 25246 de Prevención de Lavado de Activos de Origen Delictivo, que también transforma las mutuales que prestan el servicio de ayuda económica y a las cooperativas de crédito en sujetos obligados a informar ante la Unidad de Indormación Financiera (UIF) pero aún así no dejan de estar al servicio de las personas”, puntualizó.

En tanto, sobre el desarrollo regional describió que 80% de las mutuales con ayuda económica está concentrado en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, aclarando que «las mutuales mediante las ayudas económicas y las cooperativas de crédito están en donde el mercado financiero no está presente, permitiendo que pymes y personas físicas puedan acceder al financiamiento para desarrollar sus actividades”.

Artículos destacados