El balance 2008 y los proyectos 2009

“Positiva” fue la expresión que utilizó el fiscal General de la Provincia, Darío Vezzaro, para calificar la gestión que encabezó durante el 2008, en lo que significó su segundo año como titular del Ministerio Público cordobés.
Vezzaro asumió como jefe de fiscales en febrero de 2007, propuesto por el ex gobernador José Manuel De la Sota, en medio de la peor crisis en la investigación del crimen de Nora Dalmasso, que concluyó con la renuncia de Gustavo Vidal Lascano, hoy a cargo de la Fiscalía federal Nº 2 de Córdoba.
En diálogo con Comercio y Justicia, el funcionario judicial aseguró que, si bien “siempre quedan cosas por hacer y por mejorar”, desde que comenzó su gestión “se han logrado muchas metas”. Algo que atribuyó, no como un mérito personal, sino producto de un trabajo en equipo.

Para el funcionario, el gran desafío del 2009 será la puesta en marcha del expediente informático, proyecto que se concretará a partir de marzo con un plan piloto que incluirá a cuatro unidades judiciales y que permitirá abandonar el uso del papel. Asimismo, remarcó que en febrero se lanzará oficialmente la página web del Ministerio Público y se comenzará a trabajar con el tema de litigación, junto con el Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA).
Vezzaro agregó que durante el transcurso del año trabajarán, especialmente, en el área capacitación, la que está dirigida, entre otras cosas, a mejorar la atención al público.
En su balance y como logro del 2008, el jefe de fiscales recordó como importante el apoyo brindado a la Policía Judicial, tanto con la compra de elementos indispensables de trabajo, como la capacitación dada a sus trabajadores.
“El Gobierno provincial adquirió un equipo para huellas digitales que ya está siendo instalado y pronto será mostrado para ver cómo funciona y las ventajas que va a traer aparejado para las investigaciones. También en los próximas semanas comenzará el uso del CODIS, que es un banco de datos genéticos, es evidente el mejoramiento que vamos a tener en las investigaciones”, aseguró el fiscal General. También recordó como un avance la incorporación de casi 300 empleados al Poder Judicial, en el área del Ministerio Público.

En su evaluación, Vezzaro se refirió además a la larga discusión -que fue eje central en un Congreso en Villa Carlos Paz- respecto de la necesidad o no de que el Ministerio Público se independice del Poder Judicial.
“Estoy en el convencimiento de que el Ministerio Público Fiscal debe quedar dentro del Poder Judicial. Se ha trabajado casi dos años en independencia absoluta desde lo funcional con el Tribunal Superior de Justicia. Nunca interfirieron en la gestión, todo lo contrario. Nunca podría haber realizado un Congreso en Carlos Paz, con la magnitud y trascendencia que tuvo, sin la colaboración del TSJ” , recalcó.
Para el fiscal General, los avances en el Ministerio Público se podrán apreciar recién a mediano plazo. “No hay soluciones mágicas; todo lleva tiempo y ver los beneficios también. Es posible que yo no esté en la gestión cuando se vean las ventajas de lo que hoy estamos sembrando, pero de eso se trata la función pública y así lo tienen entendido todos los que me acompañan”, concluyó.

Artículos destacados