El auto sigue liderando el resguardo del ahorro

La crisis derivada del conflicto con el campo afectó a diferentes sectores de la economía en el país. Sin embargo, el mercado automotor parece no haber sentido como otros el impacto del parate y luego de una caída en las ventas con pico en junio, inició un repunte cuyos alcances, si bien aún inciertos, alientan expectativas de mediano plazo.
“En junio hubo una caída del 12%, pero en julio el repunte fue del 30%. Creo que las perspectivas son buenas después de la desaceleración por la crisis”, señaló Sebastián Parra, titular de la Cámara de Comercio Automotor, respecto al movimiento de ventas de sus concesionarios. No obstante, admite que la situación, salvando los porcentajes, fue similar para el promedio de los comercios del rubro en el caso de los cero kilómetro.

Respecto a la situación del sector, a las perspectivas luego de la crisis y al impacto de la mayor presión impositiva, Parra habló con Comercio y Justicia y dejó un concepto que persiste: “Los autos siguen siendo el bien elegido para resguardar los ahorros”.

-¿Cómo afectó la crisis al sector y cuáles son los últimos datos tras el conflicto con el campo?
-El patentamiento crece a menor ritmo que en 2007. El acumulado suma el 14% frente al 27 del año pasado. Junio mostró el piso. En el caso nuestro (Parra Automotores, concesionario oficial Citroën), en junio sufrimos una baja en las ventas del 12%, pero ya en julio el repunte fue del 30%. La situación hace que el futuro sea incierto, aunque alentamos buenas perspectivas. Creo que en 60 días, la situación debería normalizarse tal vez a niveles previos a la crisis.

-¿Cómo evolucionaron los precios?
-En un contexto donde venían con alzas mensuales del dos por ciento, en los últimos dos meses no hubo incrementos, particularmente en el caso de Citroën, aunque entiendo que van a volver a retomar la evolución previa.
Es cierto que han subido los costos en torno al 20 por ciento y eso se traduce en la financiación a plazo (el 30% de los vehículos se venden a través del crédito prendario), pero aún así, con cuotas fijas y en pesos, la inversión sigue siendo un buen negocio. El auto fue el bien elegido para resguardar los ahorros y lo sigue siendo en detrimento, por ejemplo, del dólar que sigue planchado o de un bien inmueble que requiere una importante inversión.

-¿Y el mercado del usado?
-Sigue la misma tendencia. Las ventas crecen a menor ritmo y los precios acompañan al del cero kilómetro.

-¿Afectó fuerte el alza en Ingresos Brutos?
-No sólo en Ingresos Brutos. También el aumento en la tasa al Comercio y la Industria.
Luego de los aumentos, el costo impositivo alcanza al 52,8% del margen de rentabilidad. Creció un 28,3% producto de los últimos incrementos en la Provincia y en el Municipio.
En el caso de Ingresos Brutos, el impacto fue del 20% y del 8 para Comercio e Industria.

-Se traduce en mayores precios.
-Nosotros no somos formadores de precios. Cae el margen de rentabilidad. En ese marco, lo que nos queda es hacer volúmen, siempre en el caso del cero kilómetro. Si no se termina cayendo el negocio. Y está visto que en la crisis las ventas disminuyeron. Habrá que esperar. En el caso del usado, el impacto del alza tributaria fue menor.
Con todo, alentamos buenas perspectivas para el cierre del a&ntil

Artículos destacados