Diseñan dispositivo para la detección instantánea de ADN en un documento

A partir de inventar y patentar una tinta infalsificable que contiene el ADN de la persona que emplea el producto y que está siendo utilizada para evitar la adulteración de todo tipo de documentos, como cheques, títulos o informes confidenciales, Rubén Simonetta y Juan Carlos Jaime están trabajando con una firma estadounidense en el desarrollo de un dispositivo que sirva para la detección instantánea del ADN que se haya insertado sobre un papel.
El objetivo es incrementar la seguridad en la identificación de documentación personal a través de la colocación de información genética (a futuro, en pasaportes y tarjetas de crédito, por ejemplo) y que pueda ser corroborada rápidamente a través de una especie de lápiz óptico, que identifique en forma instantánea la información almacenada y la coteje con una base de datos genéticos sin la necesidad de recurrir a un laboratorio.

“Estamos trabajando con gente en Estados Unidos y se está haciendo una detección instantánea del ADN. Trabajamos con un tipo de espectroscopía que se llama “Raman”, que detecta las cadenas de ADN que uno coloca en un documento, en forma instantánea, sin tener la necesidad de llegar a un laboratorio”, señaló Simonetta, quien dirige junto con Jaime el Centro Integral de Genética Aplicada (CIGA).
Para clarificar, explicó: “El ADN es un sustancia química y este tipo de espectroscopía, que es como la pistolita que lee los código de barras, lee con un láser la sustancia química. Ésta va a producir una determinada variación (de información) que la comparará con aquella que tenga almacenada y, si es la misma, va a decir que es positivo y que el documento es auténtico”.

¿Cómo funciona?

Según explicó el director de CIGA, una vez que extraen de las personas la molécula de ADN, las protegen en microesferas del tamaño de una bacteria que evita cualquier adulteración externa. Este diminuto tamaño les permite penetrar entre las fibras del papel, “entonces nadie puede extraer estas microesferas sin romper el documento”.
Cuando patentaron el invento, en 2002, lo que hacían los científicos era extraer una pequeña pelusita del papel donde había microesferas de ADN, le colocaban los reactivos y hallaban el perfil genético de las microesferas a identificar.
En cambio, con el nuevo dispositivo, “lo que se está haciendo ahora, en conjunto con la gente de Estados Unidos, es directamente colocar un láser en el lugar donde están las microesferas y detectar instantáneamente ese patrón genético”.

De esta manera, “ya no se necesita tocar el documento sino que lo identifican con el láser; el mismo aparato cuenta con un registro (almacena información genética), entonces cuando colocás el láser, larga unos picos que los compara con los picos que están almacenados y corrobora si es el mismo”, sostuvo.
Finalmente, señaló que en el país no logró apoyo para este tipo de inversión en seguridad.

Un futuro de mayor seguridad en pasaportes y plásticos

El dispositivo de detección instantánea de ADN en un documento se encuentra ya en etapa de prueba en Estados Unidos.
Aunque reservaron el nombre de la empresa norteamericana (vinculada al sector de la seguridad) con la que se han asoci

Artículos destacados