Dictan hoy sentencia en la causa por los sobornos en el Senado

HOY. Se sabrá si el ex presidente De la Rúa es condenado por promover “coimas” para conseguir votos opositores en la Cámara alta.

El caso de los supuestos sobornos en el Senado, que significó el comienzo del fin del gobierno de la Alianza allá por el año 2000, llegará hoy a su fin con un fallo en el que se sabrá si el entonces presidente Fernando de la Rúa es condenado como acusado de promover esa maniobra para conseguir votos opositores a la tan resistida ley de reforma laboral.

A más de 13 años de los hechos, culmina un juicio oral y público por este caso emblemático, que quebró desde dentro la Alianza con la renuncia del entonces vicepresidente Carlos «Chacho» Álvarez, el suicidio de una persona clave en el hecho y la intervención de un «arrepentido».

De la Rúa, el ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes; el ex ministro de Trabajo, Alberto Flamarique; los ex senadores Alberto Tell, Remo Constanzo, Ricardo Branda y Augusto Alasino así como el arrepentido ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto son los acusados, en tanto el ex senador Emilio Cantarero quedó fuera del debate por problemas de salud.

El juicio -que comenzó en agosto de 2012- está a cargo del Tribunal Oral Federal 3 y la fiscal Sabrina Namer, quien reclamó las penas de seis años para el ex presidente, De Santibañes, Alasino, Constanzo y Tell; y la de un año y medio para Pontaquarto, que -al acumularse con una pena anterior- podría ser unificada en tres años en suspenso.

La Oficina Anticorrupción, querellante en la causa, reclamó por la figura de peculado y cohecho las penas de seis años y medio para De la Rúa y De Santibañes, cinco y medio para Alasino, Tell y Costanzo, y la de un año para Pontaquarto.

Ambos acusadores coincidieron en pedir por falta de pruebas la absolución de Flamarique y Branda.

Indicios de absolución
A poco de empezar el juicio, se echó a correr una andanada de rumores sobre la posible absolución de los acusados y, si bien no hubo adelanto alguno, sí existieron señales significativas al respecto.

Una de ellas fue semanas atrás cuando el TOF3, al incorporar pruebas por escrito, dictó una resolución en la cual consideró que parte de la instrucción que tuvieron varios jueces, entre ellos Daniel Rafecas, fue -al menos- desprolija pues entre otras cosas se tomaron declaraciones testimoniales sin permitir que estén presentes los abogados defensores.

En el juicio declaró gran cantidad de testigos, desde el titular de la CGT Hugo Moyano, pasando por Ramón «Palito» Ortega y «Chacho» Álvarez, quien afirmó tener certezas de que se pagaron los sobornos a los senadores justicialistas.

Hoy, seguramente en horas de la tarde, el Tribunal difundirá el veredicto, aunque los fundamentos se conocerán más adelante.

Artículos destacados