Desocupados “+ 45” buscan empleo hace más de un año

El índice de desempleo en esa franja etaria aumenta entre las mujeres. Además, persiste la discriminación en las búsquedas laborales, donde la mayoría de las empresas pone un tope de 35 años.

Quienes tienen entre 45 y 64 años son los que hace más tiempo están buscando trabajo en el país.

Cuarenta y cuatro por ciento de los desocupados de esta franja etaria está buscando empleo hace más de un año, mientras que la cifra desciende a 27% para quienes tienen entre 26 y 44 años. Así, lo confirma una investigación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), la Asociación Civil Diagonal y la consultora de recursos humanos Manpower, dada a conocer ayer.

“Aunque los más jóvenes presentan tasas de desempleo más elevadas, a los mayores de 45 les cuesta más reinsertarse en el mercado laboral”, explicó Fabián Repetto, director del Programa de Protección Social de Cippec.

Según demuestra el informe, la proporción desempleada de mujeres de entre 45 y 69 es mayor a la de los hombres, aunque la relación es similar a la cantidad de mujeres sin empleo en otros grupos etarios.

La mayor parte de los desempleados –hombres y mujeres- de más de 45 años proviene de actividades vinculadas a la construcción y a los servicios (gastronomía, recreación, deportivos y domésticos, entre otros).

Flexibilización vs. incentivos
“Muchas de estas personas fueron desvinculadas de la economía formal con la flexibilización de los años 90, mientras que otros perdieron su trabajo entre 2001 y 2002”, precisó Gala Díaz Langou, autora de la investigación. Aunque, para el caso de las mujeres, la maternidad muchas veces se señala como causa para la desvinculación del mercado laboral.

“La inseguridad económica del desempleo provoca la destitución y fragilidad de los vínculos sociales hasta llegar al aislamiento”, explicó Brenda Pruczanski de la Asociación Civil Diagonal que trabaja por la reinserción laboral de los mayores de 45 años.

En este sentido, las conclusiones del informe señalan la necesidad de diseñar una campaña de comunicación sobre la discriminación de este grupo en el mercado laboral, promover una ley que la prohíba e instaurar un sistema de incentivos para promover la contratación y la retención de trabajadores mayores.

Una alternativa de retención
Reconversión de los mayores en “mentores”

El informe también realizó un diagnóstico cualitativo de la situación en base a lo que dicen los empleadores y los desempleados mayores de 45 años de distintos estratos socioeconómicos.

Aunque, los empleadores admiten que resultan más atractivas las cualidades de los empleados jóvenes para las tareas operativas,  reconocieron que muchas veces los adultos pueden ocupar el rol de “mentores” en equipos de trabajo integrados por jóvenes.

No obstante, resulta notable la preponderancia de las desventajas de los adultos en la valoración del mercado laboral. Según un relevamiento del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), 74 % de las ofertas de empleo se dirige a personas menores de 40. En esta línea, el estudio de Cippec destacó que la mayoría de las empresas incluye un rango de edad en las búsquedas que, por lo general, no supera los 35 años.

Viejos desempleados  con experiencia

Diagnóstico
* A los mayores de 45 años les cuesta más reinsertarse en el mercado laboral.
* Salieron del mercado formal con la flexibilización de los 90 o perdieron su empleo en 2001/2002.
* El rango de edad en las búsquedas empresariales, por lo general, no supera 35 años.

Propuesta
* Reconversión de los trabajadores adultos en mentores de los jóvenes profesionales.
* Promover una ley que prohíba la discriminación de este grupo en el mercado laboral.
* Instaurar un sistema de incentivos para promover la contratación y la retención de trabajadores mayores.

Artículos destacados