Desarrolladores de negocios sustentables

Miembro de la Global Business Development Network, la consultora Prospectiva 2020 tiene como misión promover un debate informado sobre las oportunidades de negocios. A través de diversos estudios buscan optimizar el proceso de toma de decisiones empresarias de mediano y largo plazo y estimular una mejor integración en la economía global. Cuenta con oficinas en Viena, Austria; Lima, Perú, y también en Buenos Aires. En el marco del Primer Coloquio Industrial de Córdoba organizado por la UIC, Ramiro Sosa Navarro y Marcos Assefh, economista en jefe e investigador respectivamente de Prospectiva 2020, le dieron algunas claves a Comercio y Justicia.

– ¿En qué negocios hay que invertir?
– Nosotros destacamos cuatro áreas en las que se pueden desarrollar negocios que, a nivel global, son sustentables a mediano y largo plazo, independientemente de la situación coyuntural. Esas áreas, en las que se pueden desarrollar negocios en la economía real y no financiera, son: biotecnología, energía y medio ambiente, informática y telecomunicaciones y alimentación y agronegocios. Son sectores que se caracterizan por la innovación tecnológica que es la característica principal para sustentarse en el tiempo.

– ¿Son desarrollos muy costosos?
– Son costosos, pero si uno mira la curva en el tiempo, han caído mucho los costos en los últimos tiempos y, por otra parte, ha crecido la producción por arriba del 20% anual, por lo que creemos que a mediano plazo van a encontrar el punto de equilibrio para poder competir con las fuentes de energías convencionales (de combustibles fósiles).

– ¿Cómo ven las políticas que se establecen desde lo gubernamental en este sentido?
– Están “rengas”. Se hizo algo en los últimos años a partir de la Ley de Energías renovables, pero falta la otra pata, la de los incentivos, sobre todo en la cuestión tarifaria. Hoy lo que se paga por tarifa es muy bajo, y ésa es la principal barrera: el precio en el mercado mayorista. También hay falta de infraestructura. En el sur hay capacidad por encima de los 500 mil Mw, es decir que se puede alimentar todo el consumo mundial pero eso es imposible porque no se puede exportar, pero así y todo, si se quisiera instalar un parque eólico para alimentar a la Argentina, tampoco se podría porque la infraestructura, las redes de distribución, las líneas que hay, no tienen la capacidad para trasportar tanta energía junta.

Haría falta que se tomaran decisiones al estilo Unión Europea, es decir, a cinco, 10 ó 20 años. Ahora por ejemplo tienen el objetivo de que en 2020 deben estar suministrados por energías renovables en un 20%. Acá falta esa iniciativa política, porque la capacidad y la tecnología están. También hay que destacar que esas energías, por ejemplo, desde una perspectiva privada, no son rentables por sí solas (en relación con las de origen fósil) salvo en dos lugares en el mundo: los biocombustibles en Brasil, y la energía solar en Japón. En el resto, se vuelven rentables porque tienen apoyo del Estado. En Argentina, el problema está en que el combustible que está subsidiado es el fósil, y eso agranda más la brecha. Pero eso es coyuntural ya que los combustibles van a faltar.

– ¿Qué pasa con los alimentos?
– En 2020 va a haber 8.000 millones de habitantes en el mundo y el 80% de la producción de alimentos que es

Artículos destacados