Dengue: «Octubre es un mes crucial»

El calor acecha y con él, la amenaza de un nuevo brote de dengue. “El mes de octubre es un mes crucial para la prevención del dengue en el país. Para noviembre será tarde, no tiene sentido”.

El alerta proviene del coordinador general de la Red Solidaria de Profesionales de la Salud, Justo Carbajales, que reclama celeridad en el envío de materiales preventivos para distibuir en la sociedad, algo que debería haber motorizado ya el Ministerio de Salud de la Nación y que aún no ha hecho. Se trata de folletería explicativa para los vecinos y otros porductos comunicacionales para concientizar sobre el descacharrado temprano, antes de que asome el nuevo brote epidémico.

“A la gente hay que recordarle las medidas preventivas, se requiere de un cambio cultural que no se da de un día para otro. Hace 17 días que le pedimos que envíen los materiales y aún no hemos recibido nada. Estamos en el límite, tenemos que sistematizar las acciones preventivas antes de que termine el mes”, enfatizó el médico a Comercio y Justicia.
Antes, había contextualizado en un informe especial del sitio Periodismo Social, que “el cambio climático nos está mostrando sus efectos más rápido que lo esperado. Las modificaciones producidas han favorecido la difusión del mosquito Aedes aegypti. La escandalosa pobreza que hemos sabido conseguir también nos está mostrando consecuencias poco pensadas, como son las epidemias reiteradas de distintas enfermedades infecto-contagiosas. Sobre estos dos pilares, el cambio climático y la pobreza, se asienta el dengue, pues efectivamente es ésta, preferentemente, una enfermedad de regiones tropicales y subtropicales y de pobres”, contextualiza el profesional.

– ¿Están debidamente informados y preparados los médicos y los agentes sociales para el próximo brote?
– El dengue es un problema de todos, no sólo de los médicos. El dengue tiene un alto contenido social; al no haber vacunas la prevención depende de todos. Hay que desmalezar, descacharrar, y esto implica una acción conjunta de los vecinos, la municipalidad, la provincia. La clave para evitar el desarrollo de la enfermedad es evitar la proliferación de los mosquitos transmisores.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

– No hay excepciones…
– Cuando se ha desarrollado el foco epidémico, ni la clase media, ni los ricos, ni las regiones de clima templado están a salvo. Todos estamos expuestos en la Argentina, por lo tanto, el problema es de todos. También la solución pasa por todos y cada uno de nosotros.

– ¿Qué acciones deberían estar emprendiéndose ya?
– Las acciones deben ser llevadas adelante por toda la población. El Estado desmalezando terrenos públicos, removiendo vehículos u otros objetos abandonados en la vía pública que, acumulando agua, son potenciales criaderos de mosquitos, fumigando los barrios.Pero eso solo no alcanza; para el éxito en la prevención cada vecino debe eliminar todo potencial criadero de la larvas de mosquitos en su casa y lo debe hacer en forma sostenida, teniendo corto el pasto de su jardín, eliminando todos los cacharros que están en el exterior, tapando los tanques de agua, poniendo boca abajo los recipientes, eliminando cada tres días el agua de los floreros. Y protegiéndose de las picaduras del Aedes utilizando repelentes, mosquiteros y ropas de manga larga.

– La enfermedad exige mayor responsa

Artículos destacados