Debutaron las PASO, con una gran participación popular en todo el país

Según datos oficiales, votó entre 70% y 75% del padrón. La ciudadanía se mostró muy involucrada en casi todos los distritos.

Una experiencia política inédita en el país, como fue la realización ayer de las primarias abiertas, obligatorias y simultáneas (PASO), evidenció el compromiso democrático de la ciudadanía -al menos en lo que respecta a su faceta electoral-. Esta instancia para elegir a los candidatos a presidente y vice y legisladores nacionales tuvo una amplia participación, cercana a 75% del padrón, una cifra similar a la que suelen mostrar los comicios generales. Todo ello pese al escaso aliento al involucramiento ciudadano que se realizó desde muchas fuerzas políticas y medios de comunicación.

Poco después del cierre de los comicios, a las 18, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, destacó que la participación popular en las primarias había sido similar a la de las elecciones generales. Subrayó que ese fue el dato más importante de la jornada, “al cumplirse el espíritu de la reforma” impulsada en 2009. “Marca la necesidad que tenía el pueblo de ser parte de la selección de los candidatos y terminar con la vieja cultura ‘del dedo’ y de elección por parte de las burocracias, cuando no por pequeños grupos de afiliados”, señaló.

Más allá de la interpretación oficial, lo cierto es que la ciudadanía dio un fuerte mensaje a todo el arco político, reivindicando una ampliación de la participación en las internas partidarias, tras décadas en que esa opción estuvo vedada en la práctica. Muchos políticos habían considerado que las PASO eran sólo “una encuesta más que una elección” o que la gente no sabía “para qué está votando”, pero la ciudadanía dio muestras de una mayor madurez.

Si bien algunos partidos denunciaron faltante de votos, problemas con los sellos y presencia de votos “truchos” en varias provincias, lo cierto es que esos problemas habituales en los comicios ocurrieron dentro de los márgenes “normales” en Argentina, según señalaron las autoridades electorales.

Las PASO dejaron también otros saldos importantes. Uno de ellos fue, sin duda, la vigencia de un nuevo sistema de publicidad política, más transparente e igualitario, que relativiza sobremanera la capacidad económica de ciertos candidatos a la hora de imponer su mensaje.

Otros saldos positivos fueron la relativización del peso del aparato partidario a la hora de elegir candidatos y que, con la nueva ley ya en aplicación, nadie que haya sido procesado por delitos de lesa humanidad o violaciones de los derechos humanos puede presentarse para ocupar cargos públicos.

Artículos destacados