«De seguir así, la Justicia de Tucumán va a colapsar»

René Mario Goane es vocal del Tribunal Superior de Justicia de Tucumán y fue uno de los magistrados que falló en contra del Poder Ejecutivo de esa provincia, cuando su gobernador JoséAlperovich decidió declarar la emergencia del Poder Judicial, lo que habilitaba la designación directa de jueces interinos. La decisión de Goane derivó en un pedido de juicio político en su contra, que finalmente se archivó, pero que motivó que la sociedad tucumana se manifestara por las calles para repudiar la decisión del Gobierno.
Comercio y Justicia aprovechó su visita nuestra ciudad para dialogar con Goane, quien trazó un panorama de la situación que vive hoy la Justicia tucumana, varios meses después de que se hizo lugar a la medida cautelar solicitada por el Colegio de Abogados de esa provincia para pedir la suspensión del mecanismo.

– ¿Cómo se vivió en Tucumán la decisión del Ejecutivo que planteaba la emergencia del poder Judicial y habilitaba mecanismos discrecionales de selección de jueces?
– Bueno, sobre este tema me puedo referir porque ya he fallado. Pero para entender un poco de qué se trató, es necesario explicar cuál es el mecanismo previsto en la Constitución para la selección de magistrados. Hay que recordar que en el 2006 la Constitución, en el artículo 101 estableció como una de las atribuciones del Poder Ejecutivo la posibilidad de crear un consejo asesor de la magistratura que determinaba el procedimiento de selección de los jueces. Lamentablemente, en Tucumán el constituyente se apartó de la ley y lo que hizo fue incorporar al Consejo de la Magistratura como un órgano dependiente del Poder Ejecutivo, cuando en realidad el Consejo de la Magistratura, en todos los lugares que existe, fue creado justamente con el objetivo de limitar o sustraer la discresionalidad del Ejecutivo.

Ante esta situación, la Corte -en un fallo del Colegio de Abogados versus la Provincia de Tucumán- declara inconstitucional esta reforma de la Constitución, pero deja subsistente el cuerpo. A esta situación se agrega un éxodo importante de magistrados porque entra a regir en el 2007 la ley que toma el régimen de jubilación propio de la Justicia nacional. Acá viene el enorme problema que se está planteando en el país y son las vacancias; y con ello aparecen las subrogancias y surge el conflicto en Tucumán.

– Alperovich decía que era necesario cubrir esas vacancias y por ello pretendía limitar la designación vía Consejo de la Magistratura. ¿Es así?
– Lo que hace el Gobernador es organizar un sistema de subrogancias totalmente discrecional, que era de terror y lo más grave fue que lo hizo sin ajustarse a la verdad y es que estos jueces subrogantes iban a mantenerse hasta tanto se dicte el procedimiento para la designación de los jueces titulares, cosa que es falsa porque el procedimiento ya está previsto en la Constitución de la Provincia. Existen previsiones en la ley orgánica de tribunales y acordadas reglamentarias dictadas para los reemplazos o suplencias ordinarias, por inhibición o recusación, por una licencia corta, pero el Gobernador las obvió.

– ¿Cómo se salió de esa situación?
– Dos asociaciones intermedias vinculadas con la cuestión plantearon una cautelar que salió positiva y suspendió todo el proceso. Ahora el Poder Ejecutivo responde que es más urgente el tema de las elecciones, después del 28 de junio veremos qué va a pa

Artículos destacados