Critican proyecto que habilita a médicos jubilados para recetar

El proyecto de ley que busca que los médicos jubilados puedan recetar y solicitar estudios para sí y sus familiares -y que para ello incluye modificaciones de las leyes de creación de la Caja de Previsión Social para Profesionales de la Salud (CPSPS) y del Consejo Médico de la provincia (CMPC)- fue calificado de “inconducente” por la entidad deontológica que nuclea a los galenos de la provincia.

“Creo sinceramente que es un proyecto inconducente, porque considero que no se requiere modificación alguna de la Ley de Creación del Consejo Médico, ya que éste tiene la atribución de establecer los tipos de matrículas. Es decir, no se trata de una materia legisferante sino reglamentaria, prevista por la ley”, dijo a Comercio y Justicia el titular del CMPC, Mario Fernández.

El dirigente aclaró que no conoce los detalles de la iniciativa impulsada por los legisladores Raúl Jiménez y César Serra (Frente Cívico y Social) “porque no ha sido enviado a este Consejo de Médicos”, y que se anotició de ella a través de la publicación que hiciera este medio días atrás.

Según señaló Fernández, el artículo 19 de la ley del CMPC fija, entre las atribuciones de la Junta Directiva, la de organizar el registro de la matrícula del médico y disponer de las inscripciones en ella. “En conclusión, el proyecto toma una camino equivocado, convirtiéndose en una intromisión innecesaria e indebida en las facultades otorgadas por ley al Consejo profesional, como también en función de lo dispuesto por el artículo 178 in fine de la Constitución provincial”, afirmó.

Sorprendido

Además, se mostró sorprendido por la iniciativa porque -según describió-ni la ley previsional particular ni la general, ni la ley de creación del Consejo de Médicos impiden continuar el ejercicio profesional luego de jubilarse. Indicó que es “bastante común” y “totalmente lícito” la jubilación de los médicos con retención de la matrícula.

“Entre los argumentos se habla de una supuesta situación de injusticia para los médicos jubilados, que se verían impedidos de atenderse a sí mismos y a sus familiares, lo que, repito no es real. No existe ningún obstáculo para que el profesional jubilado solicite la rehabilitación de su matrícula”.

Por otro lado, apuntó “otras incongruencias” del proyecto. “En el afán eventual de asegurar la posibilidad de recetar y solicitar estudios para sí y para los familiares ‘a su cargo’, independientemente de lo que significaría ‘a su cargo’, no tiene en cuenta la especialidad que ejerció el profesional jubilado; por ejemplo obstetra, anestesiólogo, etcétera, sin tener en cuenta además la probable pérdida de objetividad por los sentimientos del médico actuante y las normativas de las obras sociales”, subrayó.

Caja Previsional
En otro orden, Fernández también hizo expresa referencia a que “la matrícula, subtítulo C, es para habilitar médicos en formación y/o en exclusiva relación de dependencia, por ende no tienen la obligatoriedad de aportar a la Caja de Previsión Social para Profesionales de la Salud de la Provincia de Córdoba, sino que lo hacen a las cajas previsionales que correspondan: provincia de Córdoba, camioneros, otras. Vale decir que al no tener relació

Artículos destacados