Córdoba en la corriente nacional, con perfil propio

La provincia apoya también la candidatura presidencial, aunque con menos intensidad y con sorpresas para todos

La precandidatura de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ganó en Córdoba al igual que en el país, aunque con un porcentaje casi trece puntos menor que el promedio obtenido nacionalmente, siendo Córdoba una de las provincias donde su hoy consagrada candidatura presidencial con vistas a octubre se muestra más débil -junto a los distritos de Capital y Santa Fe, los únicos en todo el país donde la mandataria obtuvo menos de 40% de los votos-.

Los cordobeses que avalaron la postulación presidencial sumaron más de 613.000, ubicando en el segundo, tercero, cuarto y quinto lugares, y por muy pocas diferencias en cantidad de votos, a Ricardo Alfonsín, Alberto Rodríguez Saá, Hermes Binner y Eduardo Duhalde.

El segundo ejercicio democrático realizado en Córdoba en apenas siete días mostró grandes sorpresas si se analizan los resultados obtenidos ayer por los partidos y alianzas en comparación con los obtenidos en los comicios provinciales del pasado 7 de agosto.

El aluvión de Cristina impulsa el FPV de Córdoba

La primera sorpresa de las primarias cordobesas es que, gracias al aluvión CFK, el FPV Córdoba emerge con más de 30% de las preferencias y sueña con imponer cuatro de los nueve diputados nacionales que renueva Córdoba el 23 de octubre – incluido el intendente cordobés Daniel Giacomino-. La victoria en primarias, paralela al derrumbe de UPC, resuelve para el FPV la necesidad de un acuerdo con De la Sota, hoy descartado.

Radicales se mantienen y Negri capitaliza la bronca

El radicalismo cordobés, que gobierna más de cien municipios y comunas en la provincia, mantuvo en las primarias un promedio de votos cercano a 20%, similar al obtenido el domingo 7 para gobernador. En rigor, la UCR fue la única fuerza que dirimió candidaturas en las primarias de ayer, con un resultado esperado por la cantidad de boletas en disputa: sólo la lista de Mario Negri (Morena) logró superar el 25% exigido por su Carta Orgánica para imponer candidaturas. La sorpresa la dio el riocuartense Miguel Abella, quien salió segundo y superó “el aparato” de Miguel Nicolás.

Binner se instaló con fuerza en Córdoba

De la mano de un fuerte apoyo juecista, el Frente Amplio Progresista que postula al santafesino Hermes Binner para la presidencia logró el cuarto lugar en las preferencias de los cordobeses, escalando al segundo lugar en la capital provincial, con más de 20% de los votos. La proyección a octubre le da un pase al Congreso al villamariense Jorge Valinotto pero no alcanza para incluir a la concejal capitalina Graciela Villata.

Rodríguez Saá revalidó su anclaje provincial

El gobernador de San Luis Adolfo Rodríguez Saá reafirmó su inserción en el electorado cordobés al conquistar el tercer lugar en las preferencias de voto de las primarias, una posición que le otorgaría un diputado nacional en octubre y la posibilidad de que si se suman sus votos con los de los seguidores de Eduardo Duhalde (27 por ciento entre ambos, vía un acuerdo político, hoy lejano aunque no desdeñable), puedan disputar seriamente el voto opositor a Cristina Fernández en octubre próximo, por lo menos en la provincia de Córdoba.  En Río Cuarto, la lista de Compromiso Federal conquistó casi 25 por ciento y se ubicó en el segundo lugar.

Mondino logró enclave en el interior provincial

Con un segundo puesto en el departamento Marcos Juárez (más de 21 por ciento de los votos), el tercero en Unión (18 por ciento) y cerca del 16 por ciento en otros cuatro departamentos (San Justo, General Roca, Río Segundo, Roque Sáenz Peña), la lista prohijada por el ex presidente Eduardo Duhalde y encabezada por el ex-UPC Eduardo Mondino ratificó su inserción en el electorado cordobés. Es notable la capitalización del “voto bronca” anti-K por parte de esta lista, en “el campo” cordobés.

Caserio sólo sumó uno de cada seis votos de UPC

Las primarias sellaron la suerte de los candidatos que llevó la boleta de la Alianza Justicialista, prohijados por el gobernador electo José Manuel De la Sota: la boleta que postuló al actual ministro de Gobierno y titular del PJ provincial, Carlos Caserio, cosechó 6,8 por ciento de los votos, es decir una diferencia cercana a los 36 puntos respecto del porcentaje cosechado el pasado domingo 7 por la lista de Unión por Córdoba. En el distrito capitalino su lista quedó relegada al séptimo lugar, por detrás incluso del Frente de Izquierda y los Trabajadores, al punto que la proyección de los resultados de ayer hacia octubre puede dejar a Caserio fuera del Congreso de la Nación, adonde ingresarían los cordobeses Fabián Francioni, Nora Bedano, Mónica Gutiérrez y Daniel Giacomino (todos FPV), Mario Negri y Patricia De Ferrari (UCR), Edgar Muller (CF), Jorge Valinotto (FAP) y Eduardo Mondino (FP). El derrumbe de la lista justicialista resuelve la disputa entre UPC y FPV por las candidaturas nacionales, ya que UPC se revela como una fuerza exclusivamente provincial.

Cifra

74% e los cordobeses concurrió a votar en las internas nacionales y obligatorias celebradas ayer. Fue mayoritario el aval de la reforma política nacional, a pesar de que sólo una fuerza dirimía precandidatos (la UCR) y de que el propio gobernador electo De la Sota había descalificado los comicios.

Artículos destacados