Cooperativas agropecuarias de Argentina y Chile buscan conformar un polo regional

Una delegación integrada por el titular de Coninagro, Carlos Garetto, junto al titular de Fecovita, Eduardo Sancho, expuso en ese país vecino la experiencia de unión del sector cooperativo nacional. En perspectiva hay una alianza poderosa.

El cooperativismo agrario argentino trabaja junto a las entidades del sector en Chile para que estas organizaciones constituyan una confederación nacional de asociaciones libres del sector agrario y ganadero, tal como existe en Argentina. Una vez que se logre ese objetivo, estiman en la confederación argentina, el movimiento cooperativo agrario del Cono Sur será uno de los espacios de organizaciones solidarias más importantes de América y del mundo.

En esa línea, el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, participó del seminario internacional de Cooperativas Agroalimentarias en Chile y recalcó que el sector agrario «pudo sortear los avatares» de la crisis mundial y se prepara para un salto en su crecimiento.

“Nuestra entidad, con 58 años de historia, ha sabido sortear los avatares que ha planteado nuestro país, consolidándose a través de los valores que trasmitimos, y ofreciendo a la economía toda una cadena de valor que va desde el campo hasta la góndola”, señaló Garetto en Santiago de Chile.

Hasta el jueves pasado, el presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro) participó del Seminario Internacional de Cooperativas Agroalimentarias en el vecino país.

El seminario se detuvo en el análisis del éxito de las cooperativas agroalimentarias en los países donde el modelo de la economía solidaria logró imponerse de modo exitoso en el crecimiento social y equitativo de los territorios en las cuales se desarrollan.

En particular, la visión de los expertos se centró en la integración “vertical” del sector en el rubro de la producción agropecuaria. Lugar donde los delegados argentinos señalaron los logros del cooperativismo agrario nacional, en el sentido de integrar todas las cadenas de valor de los principales productos del agro, en particular lo que son insumos para alimentos industrializados.

En ese marco, los cooperativistas chilenos aspiran, con toda la experiencia convocada, conformar una confederación de cooperativas agroalimentarias nacional, tal como existe en Argentina.

“Coninagro fue convocada para transmitir toda la historia, y plantear un presente con mucho potencial”, señaló la confederación en un comunicado.

El seminario abordó el rol que las cooperativas agroalimentarias han cumplido en distintos países como modelos exitosos de economía solidaria, en el crecimiento social y equitativo de los territorios en las cuales se desarrollan.

En ese marco, Garetto presentó un panorama de qué es y qué representa Coninagro en la economía argentina, junto a sus federaciones que vuelcan al mercado gran número de marcas y productos de trayectoria en carnes, granos, insumos agropecuarios, yerba mate, cítricos, lácteos y arroz, entre otros.

Después de la exposición de la delegación argentina, los cooperativistas chilenos acordaron una mayor profundización del contacto con Coninagro, para asegurar la transmisión “de toda la historia de la integración agraria en el país”, según reveló uno de los miembros de la delegación. “Hoy Chile se plantea un presente con mucho potencial”, evaluó el propio Garetto.

También participa del seminario el presidente de Fecovita, Eduardo Sancho, de las cooperativas viñateras del país.

«Es para nosotros un honor que se piense en Coninagro a la hora de analizar modelos exitosos de cooperativismo en América. Nuestra entidad, con 58 años de historia, ha sabido sortear los avatares que ha planteado nuestro país, consolidándose a través de los valores que trasmitimos, y ofreciendo a la economía toda una cadena de valor que va desde el campo hasta la góndola», indicaba Garetto en Santiago de Chile.

Artículos destacados