Conflicto en Ecuador: la UNASUR se reúne hoy en Argentina

Convocados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, presidentes de América Latina se reunirán esta noche en Buenos Aires en el marco de la Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas) para analizar medidas respecto del conflicto desatado hoy en Ecuador, confirmaron a Télam fuentes oficiales.

Nuestro país ocupa actualmente la presidencia pro témpore de Unasur, y del encuentro participarán la Presidenta y el secretario general del bloque, Néstor Kirchner, además de los presidentes de la región que comiencen a llegar a Argentina a partir de las 22.

El conflicto

Cerca de mil policías se insubordinaron hoy en Ecuador, tomaron el Regimiento Quito y agredieron al presidente Rafael Correa, quien definió la situación como «un intento de golpe de Estado» producto de una «conspiración de la oposición», por lo que el gobierno declaró el estado de sitio.

El enfrentamiento surgió por la aprobación ayer de la Ley de Servicio Civil que elimina bonificaciones y condecoraciones a la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas, argumento que fue desestimado por el mandatario.

El amotinamiento, que se extendió a otras dependencias policiales en el país, derivó en caos en la capital ecuatoriana, por lo que bancos y comercios cerraron sus puertas ante eventuales saqueos, mientras se suspendieron los vuelos locales e internacionales  y las clases en las escuelas.

El Poder Ejecutivo declaró el estado de sitio en todo el territorio por el término de una semana, y delegó el control de la seguridad en las Fuerzas Armadas.

La Corte Nacional de Justicia, Asamblea Nacional, Consejo de Participación Ciudadana, Tribunal Contencioso Electoral, Fiscalía, Contraloría y Procuraduría, principales instituciones democráticas  de Ecuador, manifestaron su apoyo al presidente y llamaron a los policías insubordinados a «deponer actitudes» a través del diálogo por los «canales democráticos».

Correa herido

Poco después de ser informado del motín, Correa acudió al Regimiento Quito para intentar dialogar con los sediciosos pero fue agredido por los policías con gases lacrimógenos apuntados directamente hacia él, según relató el propio mandatario desde el hospital policial, hacia donde fue trasladado luego del ataque.

En horas de la tarde, según detalla la agencia Andes de Ecuador, el mandatario ecuatoriano estaba reunido en una habitación del sanatorio con una delegación de los policías sublevados para discutir una salida al conflicto generado por la protesta de los uniformados ante recortes a beneficios salariales. (Télam)

Artículos destacados