Cómo trabajan las empresas resilientes

En épocas de cambios constantes causados por la globalización de los negocios y por profundas crisis económicas -como la que se está atravesando-, hay empresas que presentan un desempeño superior al de otras; que no sólo subsisten, sino que incluso mejoran sus resultados. ¿En qué se diferencian estas organizaciones de las que, en su gran mayoría, sufren los embates de estas situaciones críticas?
El término resiliencia, tomado de la física, se refiere -en esa ciencia- a la capacidad que tienen los materiales de volver a su forma cuando son forzados a deformarse. Las ciencias sociales han encontrado en este término una metáfora adecuada para referirse a la capacidad humana de enfrentar, sobreponerse y de ser fortalecido e incluso transformado por las experiencias de adversidad.

“El término resiliencia refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a situaciones de crisis o ‘stress’. Cuando un sujeto o grupo es capaz de hacerlo, se dice que tiene resiliencia adecuada y puede sobreponerse a los contratiempos; o, incluso, resultar fortalecido por éstos. En este sentido, el concepto de resiliencia se corresponde con el término entereza”, explicó a Comercio y Justicia Eduardo Ruiz, coach profesional de Sport Cases, una consultora que aborda los problemas del managment a partir de experiencias de referentes del deporte, del arte, de la ciencia y tecnología.
Por su parte, para la American Psychological Association, la resiliencia puede "trabajarse" con algunas decisiones y actitudes: desarrollando relaciones estrechas con amigos, familiares y colegas, recordando que muchas crisis están fuera de nuestro control, aceptando que el cambio es parte de la vida, definiendo objetivos realistas, no escapando a los problemas y permaneciendo optimista. También -agregan-, es importante "mantenerse en buen estado físico y mental".

– ¿Cómo influye la “resiliencia” en el desarrollo de las personas/empresas?
– El desarrollar la resiliencia en las personas dentro de las organizaciones es fundamental y más aún en momentos de cambios tan constantes, ya que al transformarse en empresas resilientes podrán afrontar las diferentes situaciones con mayor fortaleza.

– Básicamente, ¿qué características tiene que tener un líder resiliente?
– Las características que tiene que tener este tipo de líder son: autoestima, introspección, capacidad de relacionarse, creatividad, flexibilidad, sentido del humor y pasión. Además, en estos tiempos de hiper-incertidumbre, sin duda debe mantener la calma, estar abierto al cambio y definir escenarios muy amplios para los próximos años.

– ¿Cómo se puede trabajar en momentos de crisis y contextos cambiantes?
– Dentro de las organizaciones, es importante empezar a trabajar desde los mandos altos, en que desarrollen las diferentes características del líder resiliente, son momentos para estar más atento que nunca a los detalles y estar dispuestos a tener una actitud flexible ante la realidad.

– Actualmente, ¿las empresas incorporan este concepto?
– Desde la consultora estamos trabajando con este concepto ya hace un tiempo, y la recepción en las empresas es muy buena, ya que es un concepto práctico de aplicar y no una mera teoría.

Artículos destacados