Cómo pasar de una mentalidad de escasez a una de abundancia

La plataforma que permitió el desarrollo de las criptomonedas “puede ayudar a estimular la innovación en todos los niveles de la sociedad y la economía al permitir una identidad soberana y autodeterminada”

Por Javier De Pascuale – jdepascuale@comercioyjusticia.info

Según los cordobeses de American Blockchain Association (ABA), blockchain es “la tecnología que nos permite dar un salto cuántico al desarrollo. Es la herramienta que la sociedad dispone para enfrentar la actual crisis de confianza. Es un salto cuántico que nos permite ingresar al primer mundo en un abrir y cerrar de ojos, sin tener que pasar por los problemas comunes que enfrentan los países con economías en desarrollo”, dice Constantino Zito, presidente de la orgarnización fundada hace tres meses, que se asentó en septiembre en Ciudad Empresaria.
Blockchain -o cadena de bloques- es una tecnología que permite realizar transferencias de valor entre dos partes sin la necesidad de un ente centralizador, ya que es la misma red que la compone la que, a través de su arquitectura encriptada, descentralizada y distribuida, corrobora y actualiza las transacciones a partir de un consenso de los nodos que componen el sistema.

Participar en una red basada en transparencia y algoritmo de confianza criptográfico, como blockchain, da una ventaja incomparable a trabajar fuera de ella. La red siempre es más potente que cualquier eslabón de la cadena. Permite aprovechar los recursos al máximo, aportar talentos individuales, compartir experiencias de procesos, encontrar y solucionar problemas que difícilmente aparecen en grupos aislados o individuos en si mismos. Mientras más grande es la red, más se fortalecen los eslabones que la componen y el beneficio es exponencial.
Santiago Pereira, representante legal de la Fundación ABA, explica al respecto: “Yo veo cómo la blockchain está ayudando a la sociedad a liberarse de trabajos rutinarios de verificar acciones de terceros o validar papeles. Sacando la rutina de encima, la humanidad puede dedicarse a lo que realmente tiene que hacer: generar ideas, pensar y crear”.
Para el cofundador de Ethereum (ETH) y a la vez CEO de ConsenSys, Joe Lubin, con esta tecnología la sociedad pasará “de una mentalidad de escasez a una de abundancia”, según la entrevista publicada ayer en The New York Times (NYT). Lubin hablará en la Conferencia Internacional de Lujo de NYT en el Hotel Intercontinental de Hong Kong, que se lleva a cabo hasta hoy y que reúne a ponentes que incluyen al CEO de la marca de moda Balenciaga, al presidente del Grupo Alibaba y al CEO del fabricante de abrigos de lujo Moncler. Durante la conferencia de ayer, Lubin habló sobre cómo los avances anunciados por la tecnología blockchain podrían potencialmente devolver el control a la sociedad, permitiendo una mayor “agencia” individual: “Vamos a tener más control de nuestra identidad y de nuestra agencia en estas diferentes redes descentralizadas y creo que eso va a crear más riqueza […] más interés en expresarnos, y creo que habrá más apetito por el lujo que por menos”.

La semana pasada, el fundador de la plataforma que dio nacimiento a la criptomoneda Ether habló sobre el desarrollo actual de los ecosistemas blockchain, que comparó con el crecimiento de Internet: “Estas plataformas arrojan algo de luz” sobre su perspectiva de que la desintermediación y descentralización de la tecnología “puede ayudar a estimular la innovación en todos los niveles de la sociedad y la economía al permitir una identidad soberana y autodeterminada”.
Hace dos meses, el experto había subrayado que los procesos de generación de riqueza en la nueva economía “tokenizada” (las que dieron inicio a las criptomonedas) dan origen a un “cambio cualitativo en la naturaleza del dinero” que ha movido a la sociedad hacia un mundo de “aldeas globales”.
Las aplicaciones más interesantes de blockchain hasta el momento están relacionadas con la creación de criptoactivos, el uso en procesos electorales, trazabilidad de procesos productivos en alimentos y manufacturas, registro de propiedad, notariado y apostillado de documentos digitales, otorgamiento de créditos y financiamiento…; la lista crece todos los días.
América Latina se encuentra en un proceso de capacitación respecto al uso y aplicación de la cadena de bloques. Tanto es así que países como Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Uruguay se están enfocando en formar desarrolladores para aplicar blockchain en la administración pública como en empresas privadas que ya han encontrado en esta tecnología soluciones y aplicaciones.
“Creo que ya todos han escuchado hablar de blockchain pero no todos tenían tiempo para entender profundamente lo disruptivo que es esta tecnología. Históricamente la sociedad ha necesitado confiar en otro para poder interactuar. Una firma en un contrato entre partes, un tercero que haga de notario, un ente fiscalizador; alguien en quien depositamos una fe ciega, esperando que el otro cumpla su parte. Hoy la tecnología nos permite hacer lo que hasta hace poco parecía imposible: automatizar la confianza”, explico Constantino Zito.

Artículos destacados