Cómo motivar y delegar cuando el salario no se mueve

Cuando el marco de la crisis global se traduce en una inmovilidad en la escala salarial de las personas, los empresarios se preguntan qué hacer para motivar a su gente y potenciar la productividad, siendo que para la mayoría el ingreso es un factor determinante.
Empezar a delegar y motivar desde la capacitación o el reconocimiento son algunas de las herramientas que Marcela Sibila, psicóloga y especialista en gestión de empresas, desarrollará el próximo jueves en el Ciclo de Conferencias para Profesionales y Empresarios organizado por Colegio Universitario IES y Comercio y Justicia.
“Aquel jefe que delega está ganando motivación en el personal, porque cuando uno se siente autónomo, comprometido, partícipe y siente pertenencia, genera un trabajo de mayor calidad y calidez desde el punto de vista motivacional”, explicó la especialista.

En este sentido, aclaró que nunca se delega el proceso, sino tareas, y que no todos los empleados están aptos para recibir tal desafío.
“Otra de las formas es darle capacitación al personal, por ejemplo haciendo un convenio con alguna institución educativa; permitir horarios flexibles; generar proyectos de mayor involucramiento o conformar equipos de trabajo más autónomos”, agregó Sibila.
Los ejemplos para motivar son múltiples, desde una nota en el newsletter de la compañía reconociendo al empleado del mes, el festejo de los cumpleaños con un desayuno, hasta la promoción interna de la finalización del secundario entre los obreros o el pago de un MBA (Máster en Business Administration) a su plantel gerencial.

A medida

En cuanto a los programas motivacionales, cada empresa deberá diseñar uno a la medida de las necesidades de sus empleados y de la política de la firma.
“Hay una empresa en que los empleados tomaron como el gesto más motivante de 2008 el hecho de que el jefe les agradeciera cada vez que hacían un trabajo bien hecho (porque el anterior jefe no lo hacía). Esto lo medimos y se tradujo en disminución de accidentes de trabajo y de carpetas médicas o pases internos”, subrayó la disertante.
“Otra empresa les permitió a sus empleados que terminaran el secundario, una necesidad de crecimiento personal que habían manifestados varios operarios. Lo más motivante fue el orgullo increíble que sentía el dueño y los empleados. La empresa gestionó con una escuela y todos -padres de familia- terminaron el secundario. Después de eso el dueño entendió y fomentó programas de motivación”, graficó.

AGENDA
Conferencia: Estrategias para delegar y motivar
Disertante: Mercedes Sibila Jueves 30 de julio a las 19.30,
Lugar: Salón IES (Buenos Aires 563)
Informes: teléfono 4288140, [email protected]
Asistencia: libre y gratuita

Artículos destacados