Cómo los caballos enseñan a liderar equipos

La especialista española Talia Soldevila entrenará a gerentes y profesionales locales mediante experiencias en un haras cordobés.

La interacción entre el caballo y las personas provoca situaciones metafóricas de la vida real que invitan a aprender sobre liderazgo y cohesión de equipos. Esto lo estudió bien la española Talia Soldevila, autora de El maestro equino, el primer libro hispano que trata el coaching,  la psicoterapia y el aprendizaje asistido por caballos y que llegará a Córdoba para entrenar a  staffs  de empresas, especialistas en Recursos Humanos, médicos y profesionales de la salud mental en dos talleres organizados por la consultora Creación y Equitur (Ver “Agenda”). Soldevila dialogó con Comercio y Justicia. sobre esta disciplina, incipiente en Argentina pero con más de 20 años de práctica en Estados Unidos.

– ¿Cuáles son los aprendizajes que deja el contacto con los caballos respecto a  liderazgo y  trabajo en equipo?
– Respecto del liderazgo, se puede   decir que un caballo no colabora si no está convenido de que tú eres su mejor opción. Para llegar a liderar un caballo hay que tener claridad de intención, humildad y presencia.

A simple vista esto parece sencillo, pero en general no somos conscientes de nuestro lenguaje corporal, lo que transmitimos a los demás y cómo los demás nos perciben. Para un líder, saber qué está transmitiendo, incluso cuando no habla, es muy importante. Así, las personas que vienen a sesiones de coaching para mejorar habilidades de liderazgo lo primero que aprenden es  a modificar su postura, tener una absoluta claridad de intención y a comunicarlo con convencimiento. Si logran esto, el caballo les seguirá en libertad porque le habrán comunicado que son de fiar, que saben adónde van y que son su mejor opción.

En cuanto a teambuilding (cohesión de equipos), para realizar con éxito una actividad con uno o varios caballos un equipo deberá actuar y sentirse unidos. Si cada miembro actúa independientemente el animal percibe esta desconexión y lo más seguro es que no quiera saber nada de ellos. Cuando se mueven al unísono desde el convencimiento absoluto de que todos quieren llegar a un mismo objetivo, los caballos se unirán a ellos hasta sin necesidad de tocar a los animales. En teambuilding se pone de manifiesto cómo es cada uno dentro de un equipo: si es seguidor, impulsivo o impaciente. Quizás el aprendizaje de más peso sea la aceptación de que todos somos únicos y diferentes. Pese a estas diferencias cada uno es capaz de aportar riqueza. La suma de todos es lo que mueve al grupo a llegar al objetivo.

– ¿Con qué acciones concretas, los gerentes o referentes de áreas de Recursos Humanos, han transferido el aprendizaje dentro de  las empresas?
– Por ejemplo, el director de un departamento de cobranzas de una financiera trajo a su equipo porque decía que faltaba cohesión, pero él era el único que se saltaba las normas, que constantemente contestaba su celular y que claramente estaba desvinculado de su propio equipo. Cuando decidieron actuar como un equipo, pese al comportamiento de su director, los caballos comenzaron a colaborar hasta que pudieron lograr con éxito todas las actividades, dejando de lado a su director. Éste se dio cuenta de que su actitud era la misma en el lugar de trabajo y que por eso su equipo no funcionaba. Consiguió cambiar su actitud y ese año los beneficios aumentaron considerablemente a pesar de la crisis. Otra empresa vino al curso con dos departamentos que no se entendían pese a que tenían que colaborar estrechamente. Los caballos percibieron el mal ambiente y comenzaron a picarse entre ellos, reflejando el malestar emocional de esta gente. Cuando consiguieron realizar actividades juntos con un mismo propósito y vieron que los caballos colaboraban, se puso en evidencia que cada uno tenía que poner de su parte y no culpar al otro departamento. También, se dieron cuenta de que el mayor problema era la falta de comunicación; se habían estancado en la queja cotidiana. Tras la jornada les enviamos  fotos  con los momentos de éxito  y las colgaron en un panel, en el cual comenzaron a dejar sugerencias anónimas para mejorar la comunicación.

Agenda

18 y 19 de marzo: curso de Liderazgo y teambuilding asistido con caballos/

25 y 26 de marzo: curso de coaching asistido con caballos.

Lugar: Haras Ampascachi en Nono

Informes: Consultora Creacción, teléfonos 156288293/156130842 info@creaccion.net

Artículos destacados