Centroamérica cuadriplica la tasa mundial de homicidios

Argentina está por bajo del promedio global y muy cerca del de los países europeos. Treinta por ciento de los asesinatos en América estuvo vinculado con bandas.

Centroamérica fue la región que presentó un mayor número de homicidios dolosos a en el mundo durante 2012, según un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). Durante ese año se registraron cerca de 437 mil asesinatos, de los cuales una tercera parte ocurrió en el continente americano (36%), seguido de África (31%) y Asia (28%).

El estudio de la ONU sobre 219 países reveló que Honduras es el más violento, al ubicarse en 90,4 por cada 100 mil habitantes y supera por casi el doble a Venezuela, que es el segundo con mayor tasa de homicidios (53,7).

Les siguen Belice con 44,7; El Salvador, con 41,2 y Colombia, con 30,8. Las dos principales economías del continente, Brasil y México, tienen una tasa de 25,2 y 21,5, respectivamente.

Así, las zonas más violentas del mundo son América Central, y el sur de África, donde la proporción de asesinatos es de 26 y 30 por cada 100 mil habitantes, respectivamente, frente a la media mundial de 6,2 por cada 100 mil.

Los homicidios vinculados con bandas y grupos de delincuencia organizada supusieron 30% de las muertes violentas en América, comparado con uno por ciento en Asia, Europa y Oceanía, sostuvo en su reporte la UNODC.

El informe del “Estudio global sobre el homicidio 2013” de la ONU, también destacó que 80% de las 437 mil personas que perdieron la vida en 2012 fue hombre, al igual que 95% de los autores de los crímenes.

Del total de las muertes, 15% (63 mil) se debieron a la violencia doméstica, siendo en ese caso 70% (43.600) de las víctimas mujer.

Más de la mitad de las víctimas mundiales de homicidio intencionado tenían menos de 30 años y ocho por ciento está conformado por niños menores de 15 años (36 mil).

La situación de Argentina
Según el informe, Argentina se encuentra entre los tres países de América latina con menor tasa de homicidios dolosos, que son los cometidos con intención. Según cita el estudio, “en la subregión de América del Sur, las tasas de homicidio en el Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay) se acercan a las tasas relativamente bajas que se registran en Europa”. El país con menor tasa en la región en Latinoamérica es Chile, seguido por Cuba y Argentina -en tercer lugar- con 5,5 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Con cifras de asesinatos cinco veces más bajas que la media mundial, los lugares menos violentos del planeta en 2012 fueron el Este de Asia y el Sur y Oeste de Europa.

Según el documento, sólo 43 homicidios de cada 100 acaban en condena globalmente, con grandes disparidades por regiones.

Así, el índice de condenas es de 24% en América; de 48%, en Asia y de 81%, en Europa.

Respecto de la mecánica de los hechos, en América 66 por ciento de los casos fue cometido con armas de fuego; 17%, con armas blancas y el restante 17%, con otros métodos. En tanto, en Oceanía sólo 10 por ciento se efectuó con armas de fuego; en Europa,13 por ciento; en Asia y África, 28 y en el mundo, 41.

Mujeres asesinadas
En relación con el femicidio, según el informe de la UNODC, 47 por ciento de las mujeres víctimas de homicidios intencionales en el mundo en 2012 fue asesinado por sus parejas o familiares, mientras que seis por ciento de los hombres murió a manos de personas con vínculos semejantes.

“Hay una tendencia de género hacia las víctimas masculinas en homicidios vinculados con la delincuencia organizada y las pandillas, pero el homicidio interpersonal cometido por un compañero íntimo o un familiar (…) afecta a las mujeres de manera desproporcionada”, asegura el informe.

“A nivel global, dos terceras partes de las víctimas de homicidio cometido por compañeros o íntimos o familiares son mujeres (…) y casi la mitad de todas las víctimas femeninas en 2012 fueron asesinadas por sus compañeros íntimos o familiares(…)”, continúa el reporte.

“Se aprecia que mientras una gran proporción de mujeres víctimas pierde la vida a manos de quienes se esperaría que las protegieran, a la mayoría de los hombres los asesinan personas que quizá ni siquiera conoce”, agrega el informe. Así, durante el año 2012, 43.000 mujeres murieron víctimas de la violencia intrafamiliar contra 20.000 hombres que fueron asesinados como consecuencia de este tipo de agresiones.

Artículos destacados