Células madre: «Podría investigarse en Córdoba, pero falta el financiamiento»

Diego D´Astolfo obtuvo recientemente su doctorado en Ciencias Químicas de la UNC y acaba de ser distinguido por un comité de la Universidad de Harvard como el mejor estudiante del Programa Stem Cell Research Training Pabsela 2007, un curso intensivo de actualización en ciencias biomédicas, focalizado en el estudio de células madre que dictaron docentes de esa casa de estudios en el Instituto Leloir.
En ese marco, D´Astolfo, de 29 años, debió presentar un proyecto de investigación viable en todos los aspectos, que tuviera un año de duración y un costo de financiamiento que no superara los 50 mil dólares. Él consiguió ese objetivo, al menos en la etapa del diseño -por lo que fue premiado-, pero ahora falta el financiamiento para su ejecución.

¿En qué consiste su proyecto? En identificar los cambios reversibles -modificaciones epigenéticas- que se producen en el ADN en las células madre del tejido mamario durante el envejecimiento. De conocer esas modificaciones, las cuales son reversibles mediante el uso de drogas, se podría avanzar en terapias para revertir tal situación. “Teniendo en cuenta que existe mayor predisposición a desarrollar cánceres de mama en edades avanzadas, de ser factible revertir tales alteraciones en el ADN sería posible reducir las probabilidades de desarrollar dichas patologías”, explicó D’Astolfo.
Asimismo, aclaró que las células madres, objeto del estudio, son las que dan origen al resto de las células y sólo representan el 1 por ciento de la población de células de un tejido.

El freno económico

A pesar de la trascendencia de la materia del proyecto de investigación, el egresado de la UNC no cuenta con el financiamiento para avanzar a la etapa de ejecución, pero recalca que sí existen los recursos humanos y la tecnología disponible tanto en Córdoba como en el Instituto Leloir (Buenos Aires) donde cursó la especialización. “Podría investigarse en Córdoba, pero falta el financiamiento”, se lamentó.
“Cincuenta mil dólares es un monto común para un estudio en el exterior, es lo que se debe invertir para hacer ciencia de punta. De todos modos, mi propuesta no implicaba comprar grandes equipos, ya que usaba la infraestructura disponible”, puntualizó quien hoy realiza su posdoctorado en el Departamento de Química Biológica y anhela conseguir el apoyo -público o privado-, que hasta el momento no ha llegado.

El desafío de involucrar a la red hospitalaria

n El proyecto elaborado por Diego D’Astolfo involucra no sólo la etapa pura del trabajo analítico, sino también la necesidad de poner en marcha una fluida relación con la red hospitalaria para lograr las muestras de pacientes que servirían a la investigación. “En el caso de países como Estados Unidos, esa vinculación con el sector científico es mucho más fluido que en el país”.

n Respecto del futuro de su carrera, reconoce que hacer ciencia en Argentina es un gran desafío, particularmente por la limitación de los recursos económicos. Y aunque aclara que es posible realizar buenos trabajos en el país, no descarta trabajar en el exterior. “Es

Artículos destacados