Banco fijó un código de conducta profesional

El Banco de Inglaterra dispuso un código de conducta para sus empleadas que abarca desde el largo de la falda hasta el tipo de perfumes y el tamaño de los tacos y las carteras, para que no parezcan “prostitutas sino profesionales”.
En un comunicado distribuido esta semana, la entidad -que es la autoridad monetaria de Inglaterra- prohibió al personal femenino usar zapatos con tacos de más de cinco centímetros de alto y aconsejó que lleguen maquilladas en forma decorosa.
Otras reglas a las que deberán ajustarse las mujeres que trabajan en el Banco de Inglaterra es combinar los zapatos con la falda, que deberán ser del mismo color, llevar bolsos o carteras de tamaño pequeño y y usar pocas joyas y accesorios. La recomendación menciona inclusive el tipo de perfumes para la tarea que desempeña, que deben ser “suaves” y no “demasiado fuertes”.
“Muéstrense profesionales, no a la moda”, sentenció el memorando con el código de conducta destinado sólo a las empleadas mujeres, un hecho que llevó a grupos feministas a calificar la medida de “sexista y discriminadora”.

Artículos destacados