Avances en la ley de Salud Mental

Las comisiones de Salud y de Justicia de la Cámara de Diputados de la Nación aprobó ayer por unanimidad el dictamen de un proyecto que establece un nuevo régimen de Salud Mental y considera la internación como último recurso terapéutico.

La iniciativa, que establece la protección de los derechos sociales y humanos de las personas con trastornos mentales como “una obligación del Estado”, busca que el proceso de atención de esa patología se realice preferentemente fuera del ámbito de internación hospitalario.

Apunta a que el proceso de atención de las personas con alteraciones mentales se realice “en el marco de un abordaje interdisciplinario e intersectorial a través de instituciones comunitarias de salud mental”.

Ultimo recurso
Uno de los aspectos más importantes de la iniciativa es el que establece que la internación “debe concebirse como último recurso terapéutico en caso de que no sean posibles los abordajes ambulatorios”.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Tras la reunión, el titular de la comisión de Salud, el kirchnerista santafesino Juan Silvestre Begnis, sostuvo que la ley busca “reparar un derecho de las personas que sufren insanía y son internados en manicomios”.

La iniciativa, según el legislador, constituye “un reconocimiento” de la situación de las personas que padecen insanía “como una alteración de salud y no como una alteración judicial, penal y policial”.

Establece, además, que para las nuevas internaciones, “voluntarias o no voluntarias tienen que atender tanto el cuerpo médico como los jueces con un consentimiento”.

En tanto, y mientras la persona no pueda dar su consentimiento, tendrá que hacerlo a través de su apoderado “con información muy clara del diagnóstico y de cuál es el tratamiento que le espera”, según Begnis.

Artículos destacados