Asumieron los nuevos jueces del Tribunal Oral Federal Nº2 de Córdoba

El salón Agustín Díaz Bialet estaba colmado de asistentes. Allí, dos nuevos jueces federales juraron como magistrados del Tribunal Oral Federal Nº 2 de Córdoba, después de un extenso concurso que concluyó con la designación del ex ministro de Justicia, Carlos Julio Lascano y de quien se desempeñaba como fiscal subrogante del Tribunal Oral Nº1, José Fabián Asís.
Ambos ocuparán el cargo que quedó vacante tras el retiro por jubilación de los magistrados Octavio Cortez Olmedo y José Tribuzzio y, a partir de ahora, acompañarán al juez José María Pérez Villalobos en el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Córdoba.
El principal desafío de los nuevos jueces será, sin dudas, agilizar la tramitación de la gran cantidad de causas que anualmente ingresan para su juzgamiento en este tribunal. Sobre este tema y el reciente fallo de la Corte Suprema que despenalizó la tenencia de drogas para consumo personal, Asís y Lascano dialogaron con Comercio y Justicia.

– ¿Han hecho una evaluación con respecto al índice de litigiosidad del tribunal que asumen?
JFA: Sí, conforme el relevamiento que vengo realizando ingresan anualmente en el tribunal un promedio de 140 causas y por año se les da respuesta a unos 70 expedientes.

– ¿Cómo cree que puede agilizarse la tramitación de estas causas?
JFA: Aplicando diferentes mecanismos procesales, por ejemplo la suspensión de juicio a prueba o la realización de juicios abreviados. No obstante, el trabajo es mucho.

-¿Qué tipo de causas son las que tienen mayor mora ?

JFA: Yo estimo que 75 por ciento de las causas que hay en carpeta son por infracción a la ley de drogas. También hay muchas causas de derechos humanos pero que todavía están en etapa de instrucción.

– ¿El fallo de la Corte sobre la despenalización de la marihuana para consumo personal aliviará la tarea en los tribunales federales?
CJL:?Habrá que analizar cada caso en particular. Yo, como profesor de la materia en la universidad, he tomado una postura favorable, pero lo que aclaré a mis alumnos es que no se trata de la despenalización como algunos han entendido. La tenencia sigue siendo una conducta ilegal porque es un eslabón más del tráfico de drogas y, por lo tanto, habrá que analizar en cada caso si hay afectación a la salud pública.
JFA:?En mi caso, como fiscal, tuve la oportunidad de expedirme respecto de la tenencia de estupefacientes para consumo personal. Concretamente, en el año 2004, en la causa Calleja, hice referencia a la falta de tipicidad que tenía el delito de tenencia de estupefacientes para consumo personal. No obstante, creo que hay que evaluar en cada uno de los casos si esa tenencia para consumo personal afecta o no al bien jurídico y, en función de ello, determinar si es o no punible.

– Ustedes fueron elegidos con la actual composición del Consejo de la Magistratura ¿Qué opinión les merece este organismo?
CJL: Hay algunos proyectos que tendrán que debatirse en el Parlamento y de allí se verá cómo se puede mejorar. Por supuesto, siempre se puede mejorar, el Consejo de la Magistratura es un órgano que no tiene muchos años. Como dice el refrán “caminando se hace camino”. Hay que ir poco a poco, ajustando algunos detalles.

Artículos destacados