«Aspiro a que el ciudadano vea al TSJ como un tribunal que trabaja mucho «

María de las Mercedes Blanc de Arabel fue electa para, en 2010, ocupar la titularidad del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y en su mandato, tal como respondió a Comercio y Justicia, pondrá el acento en mejorar la relación del Poder Judicial con el ciudadano, mejorar la comunicación institucional y priorizar el diálogo para resolver las cuestiones con el gremio de los Judiciales y la Asociación de Magistrados.

La mejora en la atención al ciudadano es una prioridad para Blanc de Arabel y por ello asegura: “Espero poder inaugurar en 2010 una oficina que me es muy cara a mis sentimientos: la Oficina de Atención Ciudadana, que permitirá al Poder Judicial orientar a las personas que llegan sin tener en claro hacia dónde tienen que dirigir sus trámites, cuál es la oficina que los recibirá; se las va a orientar de forma confidencial, se las va a derivar y acompañar en esa derivación para que el Poder Judicial comience a ser una institución en que los ciudadanos se sientan como lo que deben ser, dueños de ella y no atemorizados por llegar a la Justicia”.

– ¿Ésa es su gran aspiración?

– Si, así es. Pero, además, aspiro a que el Poder Judicial cumpla su rol institucional como un referente del valor que tiene la Constitución en la provincia como ordenadora de la paz social. Aspiro a que los ciudadanos vean a este TSJ como un tribunal que trabaja mucho, que trabaja 12 horas por día, como ciudadanos que somos comprometidos con el resto de los ciudadanos, resolviendo conflictos duros, tratando de aportarles una idea del valor de lo que significa una convivencia en paz, los consensos de buena fe y las miradas constructivas. Siempre es necesario, cuando uno tiene un problema, poder renunciar, pero también poder enunciar las posibles soluciones que los mismos tengan para ir encaminando a toda la ciudadanía hacia un ambiente de paz.

– ¿Ésas serían conquistas?
– Si, pero este Poder Judicial tiene ya conquistado varios escalones muy afianzados: uno es su independencia, otro es calidad científica y humana de los jueces. Por supuesto que tiene que mejorar, cada día los requerimientos son más importantes, las sensación de las personas es que la maquinaria judicial no se mueve en el ritmo que debe moverse, y tal vez tenga un déficit de comunicación institucional. Nosotros observamos que cuando vienen los jurados populares, en el fuero penal, en los tribunales orales, o bien cuando vienen los chicos del secundario por el programa “Los Jueces en la Escuela”, se van con una mejor opinión del Poder Judicial. Eso me hace pensar que tenemos un déficit de conocimiento y de comunicación.

– ¿Cómo se ve en el año del Bicentenario?
– Es todo un hito, el año que viene es el año del Bicentenario y tiene que significar mucho para todos. Pienso en una interpelación personal, una interpelación institucional, una interpelación ciudadana. De qué Argentina queremos, de qué Córdoba queremos, de qué Poder Judicial queremos. Y el Poder Judicial que queremos, tal vez nosotros que lo dirigimos y lo impulsamos, muchas veces necesitamos una visión de qué es lo que todavía esperan los ciudadanos y que no ha satisfecho este Poder Judicial, para poder enderezar.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

– Sobre todo por el ritmo de la Justicia…
– En ese objetivo hay distintas estrategias que tienen que comulgar y enderezarse hacia el objetivo de que la ciudadanía conozca, por ejemplo, las cuestiones que ya están resueltas y que con la previsibilidad que debe tener un TSJ o un Poder Judicial es muy posible y es previ

Artículos destacados