Argentina arrancó con un triunfo ante un rival complicado

El seleccionado de Argentina derrotó a su par de Bosnia por 2 a 1 en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro, pero dejó dudas desde lo futbolístico, principalmente en el primer tiempo, en el debut en el Grupo F del Mundial Brasil 2014.

Los goles del equipo de Alejandro Sabella los marcaron el defensor bosnio Sead Kolasinac en contra (2m. PT) y el astro rosarino Lionel Messi (20m. ST); mientras que Vedad Ibisevic (39m. ST) descontó para los bosnios.

El equipo nacional, acompañado por cerca de 70 mil hinchas que tiñeron de celeste y blanco el Maracaná, jugó mal en el primer tiempo y mejoró su rendimiento en el segundo, para redondear un debut correcto.

Esquema “raro”
Argentina, con un dibujo 5-3-2, salió a buscar el partido desde el inicio y a los 2 minutos se puso en ventaja con el gol en contra de Kolasinac. Pero a partir de ese momento se replegó, cedió la pelota, intentó contraatacar sin éxito y padeció los centros aéreos de Bosnia, que con un 4-2-3-1, complicó mucho a una defensa que lució endeble.

En síntesis, ponerse en ventaja lo favoreció en el marcador y lo perjudicó en lo futbolístico, porque el seleccionado no tuvo una idea de juego ante un rival que debutó en un Mundial.

En el entretiempo el técnico se dio cuenta que el plan de juego utilizado en la primera etapa fracasó y entonces volvió al clásico 4-3-3, con los ingresos de Gonzalo Higuaín por Maximiliano Rodríguez y de Fernando Gago por Hugo Campagnaro.

Y esas variantes -más un cambio de actitud de los jugadores- renovaron al equipo. Argentina marcó mejor, recuperó la pelota y ganó en precisión en ataque.

Así, a los 20 minutos, Messi puso el 2 a 0, después de una combinación con Higuaín y un exquisita definición al palo derecho. Así llegó a 39 goles en el seleccionado en 87 partidos.

Tras ese tanto se vio lo mejor del equipo nacional, pero en su mejor momento llegó el descuento de Ibisevic, a los 39 minutos.

Más allá de eso, Argentina mantuvo la calma y debutó con un justo triunfo en Brasil 2014.

Debut “discreto” para el jugador más admirado
Lionel Messi, el crack del fútbol internacional, no tuvo un desempeño brillante en el debut y triunfo en la Copa del Mundo ante Bosnia (2-1), pero después de un pobre primer tiempo, levantó su nivel y con un golazo como en las mejores épocas del Barcelona se erigió en la figura del equipo.

Messi tuvo una etapa inicial sumamente errática, muy apagado y sin sorpresa. Pero en la segunda parte, con la companía que supusieron los ingresos de Fernando Gago y Gonzalo Higuaín, el rosarino levantó su nivel y amplió la ventaja con un golazo. El tanto, a los 20 minutos de la segunda parte, se dio después de una eléctrica corrida de derecha a izquierda, tras eliminar a tres defensores rivales y, con remate de zurda, puso la pelota al lado del palo derecho del arquero. De esta forma, el astro marcó su gol número 29 para la Argentina, y el segundo en un Mundial.

Artículos destacados