Advierten que en Argentina no hay un proyecto para gestionar la crisis

Cordobés, médico cirujano y epidemiólogo, Carlos Ferreyra es de los luchadores que, “sin fronteras”, ayuda a gestionar situaciones de crisis por diferentes países del mundo.
De visita por su ciudad natal, comparte sus bagajes de conocimientos y experiencias y será el responsable de la conferencia principal del Symposium Internacional “La Prevención de los Costos Humanos de la Crisis Económica: una cuestión de Derechos Humanos”, que se desarrollará el 4 y 5 de diciembre en la Biblioteca Córdoba, merced a la organización de la Fundación para la Igualdad de Oportunidades (Funipo).
Predispuesto al análisis y a la ayuda que caracteriza a un profesional de su estirpe, en un adelanto exclusivo para Comercio y Justicia, Ferreyra planteó una mirada abarcativa y remarcó que Argentina, “a diferencia de otros países de Europa o Asia, no tiene proyectos para gestionar las crisis”.

“Los efectos de la debacle financiera se están extendiendo y la cuestión humana no ocupa en nuestro país los principales titulares de los diarios”, destacó con evidente preocupación y agregó: “Acá la discusión pasa por otro lado, la atención está enfocada en el quehacer central, en la cantidad de subsidios que anuncia la Presidenta”.
Ferreyra destacó que las situaciones de crisis originan coletazos en todas las aristas: económica, social, cultural y educativa y que un proyecto destinado a morigerar los efectos debe ser integral y no meramente económico.
“No todas las soluciones pasan por ayudar a las empresas. Hay que estar atento al costo humano de la crisis, porque la realidad en la Argentina indica que hay 30 mil despedidos y más de 20 mil se encuentran en proceso y pueden detonar en las próximas semanas”, indicó, al tiempo que remarcó la ausencia de estrategias específicas.
“La crisis genera inseguridad, no sólo entre los empresarios, sino entre los trabajadores y en las familias que, preocupadas, comienzan a analizar por dónde comenzarán a recortar, si por la educación de los hijos, si por el plan de salud… La crisis genera ansiedad, estrés, lleva a la gente a una mayor ingesta de alcohol y esto a la violencia. Y todo se vuelve un espiral en el que, si te quedas parado, sin actuar, difícilmente puedas salir”, dijo.

Al respecto, marcó la diferencia que existe entre Argentina y países como España (“uno de los poseedores del mejor sistema de salud”), en donde “todo está preparado y armado en función de la crisis. Ahí, cuando alguien va al médico, antes de que le pregunten el nombre, el profesional consulta si es un afectado por la crisis y recién así inicia el chequeo”, indicó.
Otro aspecto que diferenció sobre el trabajo que realizan otros países, es en los costos sociales. “La crisis lleva a que haya gente que no pueda pagar sus deudas. En Argentina, el sistema lo llevará a que ingrese al Veraz, del que es difícil salir, por lo que el deudor terminará convirtiéndose en un cadáver económico, ya que después no puede solicitar absolutamente nada. En otros países existen 0800 y oficinas específicas destinadas a la atención de deudores. Allí se les brinda toda la asistencia necesaria, para lograr que esa persona pueda terminar con sus faltas”, explicó.

Con estas ideas y el aporte central de Carlos Ferreyra, Funipo organiza el Symposium que contará con las disertaciones de funcionarios, sindicalistas, empresario

Artículos destacados