Admiten que la primera ronda de paritarias “viene razonable”

El “comportamiento” de los aumentos se diferencia de lo ocurrido en 2010. No está funcionando un “mecanismo disciplinador” sino que el desenvolvimiento de cada actividad marca su ritmo. Las empresas dilatan el cierre de discusión hacia mayo.

“El primer aspecto a destacar de la actual ronda de paritarias es la mayor dispersión salarial. No está funcionando ningún mecanismo disciplinador como podría haber sido el porcentaje que marcó el gremio de camioneros (24%). Los acuerdos se están dando según la performance de cada sector”. Así describió el actual escenario laboral el especialista en la materia Héctor García y calificó que los acuerdos se están dando en un marco “razonable”.

Invitado por la consultora Pedemonte y Asociados, el abogado laboralista pasó por Córdoba y presentó días atrás los escenarios posibles en la discusión salarial 2011.

“Hay mayor dispersión como consecuencia del contraste en la performance de distintos sectores. Hay prevalencia de acuerdos acotados en su vigencia, algunos por seis meses. Y se proyecta mayor conflictividad, sobre todo en en el sector público”, describió a Comercio y Justicia.

La dispersión salta a la vista en los contrastes que se evidencian entre  el 24% de incremento que acordó Hugo Moyano para los camioneros, y el 35 % que exige el gremio gastronómico y hotelero.

Su líder, Luis Barrionuevo, ratificó que los trabajadores de su sector reclaman un aumento escalonado: 20% a partir del 1 de abril y el 15% restante a definirse.

Otro dato que agregó el especialista es el de la continuidad del otorgamiento de aumentos “escalonados”. Esta semana, la consultora Towers Watson en Argentina, difundió el resultado de un sondeo empresarial que mostraba que este año más de 60% de las empresas estará dando los incrementos en dos oportunidades, la segunda instancia sería entre los meses de septiembre y octubre.

Si bien marzo y abril son claves en la primera etapa de negociaciones salariales, este año las compañías están tratando de correr ese límite hasta mayo. “Hay mucha volatilidad y por el lado de las empresas hay un afán por no cerrar la discusión. Se están dilatando los plazos hasta tanto ver cómo sigue evolucionando cada sector”, detalló García.

Rezagados
En un mes movido por las paritarias que ya están en danza, los jerárquicos y profesionales también están expectantes sobre los aumentos que percibirán.

Según estimó el laboralista, apoyado en la reciente divulgación de una encuesta de una consultora privada entre 350 empresas de todo el país, el segmento de los “fuera de convenio” quedará rezagado con respecto a los porcentajes que consigan los agremiados del mismo sector, lo que anticipa la continuidad de “solapamientos” de sueldos entre jefes y subordinados.

Este fenómeno implica el achatamiento de la pirámide de remuneraciones lo que se traduce en el enrarecimiento del clima laboral y desmotivación del plantel ejecutivo (los “fuera de convenio”), por inequidad interna.

Para compensar esta situación, las empresas darían este año mayores beneficios entre los que se contemplan vehículo, montos para gastos, patentes y seguros, y más capacitación al alcance de los jeráquicos.

En cuanto a los perfiles con mayores posibilidades de recibir unos «puntitos» por encima del promedio, se apunta a los profesionales de las áreas de ventas y marketing, finanzas y los ingenieros y técnicos con conocimientos muy especializados.

Artículos destacados