Adiós a Tomás Barceló Cuesta

Periodista y reportero gráfico -colega de la actividad de prensa-, escritor premiado en diferentes países y por sobre todo, militante de la vida y la libertad, falleció hoy en Córdoba Tomás Barceló Cuesta.

De origen cubano y de elección, argentino, Barceló se  desempeñaba como  docente  de  Fotografía Periodística  en  la Universidad Nacional de Córdoba. Colaboraba además con diarios y revistas cordobeses y del país, como Comercio y Justicia, La Voz del Interior, Hoy Día Córdoba, Aquí Vivimos, Culturas y Recovecos, entre otras publicaciones.

En Cuba fue calificado como “el fotógrafo que mejor escribe y el escritor que mejores fotos hace”, algo que  avalan  -además  de diversas muestras internacionales- más de 30 premios, entre distinciones fotográficas y literarias, entre ellas el Premio Anual de Periodismo Juan Gualberto Gómez, Cuba, 1997, y el Premio Concurso Gabriel Miró, Alicante, España, 2006, con el relato “Mañana estaré muerto”.

Editor del blog “Rabia y ternura”, Tomás participó en 2008 de la fundación del espacio Carta Abierta Córdoba, en el que su voz se caracterizó por un profundo humanismo y un cabal compromiso por el destino de los pueblos del continente, militancia que le valió además su exclusión de los medios de la prensa monopólica.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Lejos de frenarlo, esto profundizó su compromiso con la fotografía social -como lo atestiguó en la reciente Marcha de los Pueblos Originarios- y con la literatura, ya que se encontraba a punto de editar su segunda novela – de la cual próximamente tendremos noticias-. La primera había sido “Recuérdame en La Habana”, editada en Córdoba por Ediciones del Boulevard.

Pero su herencia es mucho más que un conjunto de imágenes o textos de excelencia. En su compañera, Irina, y en sus hijas Katia y Lucía, pervive también su militancia de vida y libertad.

Sus restos son velados desde  mañana en las salas de la empresa Caruso, 27 de abril 1028.

Artículos destacados