Del fantasma de la inteligencia artificial a la aceleración de oportunidades

La Revolución de la IA anticipa profesiones impensadas y con ello desafíos para desarrollarse. Mientras que algunos auguran destrucción de empleos en manos de robots y algoritmos, otros aseguran que con cambios en el sistema educativo para aprender sobre esta tecnología se impactará positivamente en el futuro laboral

Un estudio de Microsoft estimó que Argentina puede tener 56% de sus trabajadores calificados, lo que representa 25% más de trabajadores de este nivel hacia 2030, si se logran reconvertir los empleos ya existentes a través de la inteligencia artificial (IA). Así se desprende del estudio “Maximizando la IA: Oportunidades y retos para Argentina”, desarrollado por la consultora DuckerFrontier a fines de 2019.

El informe señala que el futuro está en el aprendizaje, en re-capacitarse, en adquirir esas habilidades digitales, no sólo en las generaciones nuevas sino en las que hoy están trabajando. Todo ello implica entonces mejorar las habilidades digitales de la población para poder adoptar la inteligencia artificial. Y, por cierto, marca un rumbo a la hora de la capacitación y la formación para lograrlo y no caer en el temor de que con la IA llega la destrucción de puestos de trabajo.

Por el contrario, miradas como las de Jack Ma, fundador y CEO de Alibaba, borran esos fantasmas y apuntan a que con los avances en inteligencia artificial los trabajadores sólo trabajarán dos o tres días a la semana, encontrando un mayor equilibrio con la vida personal y que los humanos seremos siempre superiores a las máquinas porque siempre nos diferenciará lo emocional. “Durante los próximos 10, 20 años, cada ser humano, país, gobierno debería centrarse en reformar el sistema educativo, asegurándose de que nuestros hijos puedan encontrar un trabajo. Si no cambiamos el sistema educativo que predomina, todos estaremos en problemas”, afirma Ma.

En el otro extremo, los más pesimistas consideran que ser sustituidos por algoritmos de IA pondrá rápidamente en riesgo la sensación de propósito en la vida y la valía personal. A pesar de ser contradictorias, las visiones antes expresadas confluyen en un nuevo modelo socioeconómico.

“Muchos catalogan la actual como la Revolución de la Inteligencia Artificial. Uno escucha reflexiones como la referida a la destrucción del empleo, pero lo que he observado es que el producto de las grandes revoluciones que se han dado en la historia, en lugar de reducir empleo han agregado. Desde el punto de vista macroeconómico, la incorporación de nuevas tecnologías que elevan enormemente la productividad, en el mediano plazo mejoran las condiciones generales, la generación de riqueza”, afirmó a Suplemento Formación Continua Ricardo Piña, director de la carrera Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial de IES 21. La aparición de la computadora, Internet, una economía globalizada y, en este momento, la inteligencia artificial, dieron el vuelco hacia la economía del conocimiento del último tiempo.

“Nos encontramos viviendo una sociedad con un sistema educativo diseñado para la economía de la Revolución Industrial, donde existen la primaria, la secundaria, la universidad, posgrado y doctorado que obedecen a las necesidades de una sociedad industrial con un nivel de previsibilidad alto, pero ese mundo ya pasó”, afirma el magíster Néstor Vázquez, vicerrector de Posgrado de Universidad Siglo 21.

Y describe el escenario: “Hace máximo 10 años empezamos a experimentar con lo que hoy llamamos inteligencia artificial. Ahora tenemos el poder computacional para programar algoritmos complejos que procesan millones y millones de datos en segundos y, a su vez, combina con que tenemos acceso a esos millones de datos que antes no existían porque nos hemos digitalizados como sociedad. Y ahí estamos estudiando el pasado, estableciendo correlaciones, definiendo modelos estadísticos que al proyectar millones y millones de datos y poder ir perfeccionándolo da como resultado una mayor capacidad de anticipar lo que va a suceder”.


El ejercicio de aprender y desaprender

Para Vázquez, colocar todo lo anterior en función de los trabajos, las empresas y los servicios, está cambiando todo muy rápido, se está acelerando. Algo que ya está estudiado es que cualquier profesional probablemente haga no menos tres o cuatro cambios de profesión durante su vida y las habilidades que desarrolló hoy caducan rápidamente, con lo cual hay que seguir formándose continuamente. “Por eso la educación continua pasa a ser fundamental, es la capacidad continua de aprender y desaprender”.

Por su parte, Piña afirma que con la IA van a surgir profesiones inimaginables hoy y que será clave en toma de decisiones difíciles; lo que hoy lleva horas pasará a resolverse en minutos para profesiones existentes como las de médicos, ingenieros, abogados, jueces, especialistas en recursos humanos, entre tantos otros.

Un dato no esperado en la tecnicatura que dirige es que no sólo recibió alumnos egresados de la secundaria o de carreras vinculadas a Sistemas -que era lo esperable- sino que también comenzaron a cursar personas de otras disciplinas que quieren hacer uso de IA en su ejercicio diario y están aprendiendo programación, análisis matemático, probabilidad y estadística, análisis de datos, bases de datos, lógica, algoritmos e interacción con usuarios de los más diversos ambientes.

En pandemia, el interés por las capacitaciones en el mundo tecnológico y digital crecieron. La obligatoriedad del aislamiento y del uso de las tecnologías influyó y aceleró este comportamiento. Como ejemplo de ello, Vázquez señaló que el curso Tendencias en tecnología y negocios en Internet, ofrecido en forma gratuita a la comunidad durante la pandemia, tuvo 19.261 inscriptos en la Universidad Siglo 21.


Inteligencia artificial para todos

Con la IA resonando cada vez más fuerte, muchos se vuelcan a leer y aprender sobre el tema. Aquellos interesados en conocer más sobre inteligencia artificial pueden en este momento acceder a diferentes cursos gratuitos sobre el tema en la plataforma www.edx.org

* IBM puso a disposición allí el curso “Inteligencia Artificial para todos: domina los fundamentos”

* Red de Universidades Anáhuac ofrece “Introducción a la Inteligencia Artificial” también sin costo en la misma plataforma. Las capacitaciones prometen enseñar sobre aplicaciones y conceptos claves de la IA, incluidos el aprendizaje automático, el aprendizaje profundo y las redes neuronales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *