Aprender habilidades blandas, la inversión que no caduca

Adaptabilidad, comunicación asertiva, creatividad, liderazgo, y gestión del tiempo son consideradas -cada vez más- claves en el desarrollo y el éxito en el trabajo, a diferencia de los conocimientos, que pierden vigencia cada vez más rápido. En ambos casos, se requiere un aprendizaje continuo. Una conversación con Borja Castelar, portavoz oficial de LinkedIn para América Latina

Por Carolina Klepp
[email protected]

Las habilidades “blandas” están siendo los atributos más importantes que ganan terreno en el mundo laboral. Se trata de aquellas que hacen que una persona sea capaz de relacionarse y comunicarse de manera efectiva con otros, adaptarse, liderar, cooperar, ser creativo, persuadir o saber gestionar el tiempo. Las habilidades interpersonales son cada vez más claves. ¿Se pueden aprender? “Sí”, dijo Borja Castelar, el portavoz oficial de LinkedIn para América Latina y líder de Ventas Corporativas para la región e instructor oficial de la plataforma de aprendizaje online LinkedIn Learning. Desde Brasil, el especialista español conversó con el Suplemento Formación Continua, de Comercio y Justicia, en el marco de su disertación en las Jornadas de Inserción Profesional 2020 de la Facultad de Ciencias Económicas (UNC).

– ¿La pandemia generó la necesidad de otro tipo de formación y habilidades?
– Una de las grandes tendencias es el aprendizaje online. En la plataforma de aprendizaje online LinkedIn Learning, donde hay más de 50 mil cursos desde habilidades personales a habilidades técnicas, vimos que ha aumentado muchísimo la demanda, incluso en algunos cursos ha duplicado. Eso se extrapola a todos los sectores educativos, tienen que invertir mucho más en aprendizaje online y a distancia e invertir en digitalización.

– ¿Qué tipos de cursos son los más elegidos?
– Entre los cursos gratuitos hemos visto aumento en temas que están de moda, por ejemplo: cómo gestionar el cambio, gestión del tiempo, cómo trabajar en forma remota, cómo lidiar con estrés y con personas difíciles. Es decir, cursos relacionados a trabajar en forma remota.

– Recalca que hoy las habilidades interpersonales, denominadas “blandas”, son fundamentales. ¿Se pueden entrenar? ¿Se pueden formar?
– Si, al igual que una habilidad técnica. A veces se hace más difícil porque el desafío en una habilidad “blanda” es que va a estar más conectada con la personalidad y a veces requiere un mayor esfuerzo cambiarla. Pero todas las habilidades se pueden mejorar, hasta la empatía, se puede aprender a tener más empatía. Por ejemplo, uno puede enfocarse en aquella habilidad “blanda” que es mejor para el trabajo al que se dedica y ver de qué forma aprende mejor -visualmente, auditivamente, o con diferentes recursos-.

– ¿Cuáles son las habilidades más solicitadas en pandemia?
– Adaptabilidad creo que es la habilidad que ha pasado al top 1. La gestión del tiempo es altamente demandada, así como la gestión del cambio y liderazgo en forma remota. Con todo esto que estamos sufriendo y lidiando se vuelven cada vez más importantes. Y la creatividad creo que siempre va a estar en el top 5, es fundamental y no se puede hacer de otra forma si no es con un humano. No hay forma de automatizar o una inteligencia artificial que ayude a ser creativo. La creatividad es única de nosotros y cada vez se va a valorar más.

Borja Castelar

– ¿A qué se refiere cuando subraya que es muy importante en una persona la “mentalidad de crecimiento”?
– Una cualidad muy importante para emprendedores y posiciones de liderazgo en particular es tener una mentalidad de aprendizaje continuo, el ser conscientes de que ya no sirve lo que aprendió hace cinco años o en la universidad sino ir aprendiendo constantemente. Porque en el entorno en que vamos a vivir las cosas van a cambiar más rápido que nunca. Lo que antes podía ser una década, con el uso de la tecnología ahora puede llevar dos años. Entonces, todo va a cambiar mucho en el mercado y el primer paso es ser conscientes de que vamos a tener que aprender constantemente. Haciendo cursos, leyendo más que nunca.
Ahora, con inteligencia artificial, con machine learning, con muchísimas tecnologías que están llegando, esto hace que todos los cambios sean más rápidos que nunca. Se necesita ser consciente de que cada año uno va a tener que buscar un curso de diferentes habilidades. Y ese aprendizaje continuo también es en habilidades interpersonales, porque siempre se piensa en conocimientos, pero las habilidades interpersonales son las que menos van a caducar en el tiempo.
Hay un estudio de la Universidad de Stanford que dice que lo que determina el éxito en el trabajo en el largo plazo, en 75%, son las habilidades blandas. Saber liderar personas, saber gestionar personas, gestionar el tiempo, la adaptabilidad. Todo eso al final es lo realmente importante. Los conocimientos caducan tan rápido, por ejemplo, un lenguaje de programación puede cambiar a los pocos años. En cambio, las habilidades de liderazgo no van a caducar, porque en ese caso, por ejemplo, una vez que se aprenden van a estar mucho tiempo con uno. Hay que tener en claro que constantemente uno se estará reciclando y que van a surgir trabajos y profesiones que no hayamos visto.

– Así la “mentalidad de crecimiento” está muy ligada al aprendizaje continuo.
– Si, es cambiar nuestras creencias, es un término que bautizó Carol Dweck en su libro Mindset (Mentalidad). Es saber que uno puede aprender cualquier habilidad y que la inteligencia no es estática. Es decir “no soy tan inteligente todavía”. Ésa es la clave.
Muchas personas ven las cosas en forma estática, la clave está en cambiar hasta nuestra forma de hablar, es decir, por ejemplo, “todavía no soy tan inteligente como tal persona”. Antes que nada hay que cambiar la mentalidad a una de crecimiento sino uno no va a conseguir aprender constantemente. Además, es ver todos los fracasos, obstáculos y desafíos de la vida como oportunidades para aprender y no dejarse llevar por la negatividad, que al final también lleva a pensar “no voy conseguir eso, no soy tan inteligente, no puedo aprender esa habilidad”.

– ¿Qué sugiere colocar en el perfil de LinkedIn respecto a la formación para que sea atractivo?
– Primero sugiero que completen todas las secciones del perfil personal, y no olvidarse de completar la sección de habilidades. Un error que cometen muchas personas es poner sólo habilidades técnicas como manejo de Excel, Power Point, pero también hay que colocar comunicación, adaptabilidad, habilidades que sienta que resuenan con uno. Y lo más importante es el extracto, y a veces es lo primero que va a ver un reclutador, es el resumen que va debajo de la foto y el título, es como el resumen de la vida. Es como el tráiler de la película, explicando la formación, de dónde uno viene, qué habilidades tiene y qué le apasiona hacer. Invertir allí en hacer un buen storytelling de tu vida y contar su elevator pitch, su proposición de valor único, como persona, como profesional.

– Cada vez más centros educativos se vinculan con LinkedIn. ¿Qué puede arrojar esa sinergia?
– Cada vez más universidades están interesadas en que LinkedIn participe de sus actividades. Se asocia con una marca dinámica, joven, online, entonces da ese aire fresco a instituciones educativas para ver un punto de vista. Y LinkedIn es mercado, es un ecosistema que junta todo: hay casi 700 millones de usuarios en todo el mundo y hay 30 millones de vacantes anunciadas y hay millones de empresas. Una red social como LinkedIn puede mostrar nuevos datos que permiten ver el mundo de una forma diferente. Por ejemplo, los centros educativos se pueden dar cuenta de cuán demandadas están las habilidades interpersonales, que es algo sobre lo que a veces no tienen visibilidad. Los centros educativos también van a tener que reciclarse y obtener nuevas alternativas de enseñanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *