homenaje, Opinión

Homenaje a Salvador Treber (1931-2021)

Hoy, con 90 años de edad nos ha dejado físicamente el profesor y economista Salvador Treber, quien también fue columnista destacado del suplemento Factor.

Graduado como contador público nacional en la Universidad Nacional de Córdoba fue un defensor del rol intervencionista del Estado. En 1980 fue elegido vicepresidente del Instituto de Economía de la Federación Argentina de Graduados en Ciencias Económicas, cargo en el que se desempeñó hasta 1987.​ En 1984 fue designado titular interino de la cátedra de Finanzas Públicas en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires y fue titular de la cátedra de Política Económica Argentina, en la Facultad de Ciencias Económicas la UNC.​ En 1995 se inició en la docencia de postgrado en la Escuela de Graduados de Ciencias Económicas de la UNC, dictando la materia de Teoría de los Sistemas Fiscales, de la carrera de Especialización en Tributación. En 1983 fue designado por el presidente Raúl Alfonsín asesor de la Presidencia y director del Banco Central de la República Argentina, cargo en el que se desempeñó hasta 1986. En 2001 fue fundador del Grupo Fenix.

Su pensamiento coherente a lo largo de más de medio siglo en estas páginas deja un gran legado para futuros economistas. Agradecemos su invaluable e ininterrumpida colaboración mediante notas técnicas de coyuntura económica, política nacional y regional.  Al cumplirse las Bodas de Oro del suplemento Factor, Treber escribió una retrospectiva que hoy reeditamos. Esta retrospectiva nos lleva a conocer su inicio como columnista en este suplemento y a repasar momentos históricos de ese período.

A 50 Años de la aparición del Suplemento «Factor» (Octubre 2019)

Por Salvador Treber. Economista.

Por medio de un accidental encuentro en la cuarta cuadra de la calle 9 de Julio con el colega Héctor (Negro) Bollo, a fines de septiembre de 1969, me enteré que por su iniciativa se crearía un suplemento semanal del diario especializado Comercio y Justicia que se llamaría “Factor”. Como el que suscribe esta nota era desde hacía bastante tiempo colaborador semanal del primero, pese a no conocernos hasta entonces personalmente, me solicitó que colaborara y me comprometió con la elaboración de una nota mensual, que desde el tercer número de dicho suplemento se ha venido publicando puntualmente hasta la fecha.

El diario especializado Comercio y Justicia, fundado a fines de la cuarta década del siglo pasado, tenía su sede ubicada en un local de la calle 27 de Abril al 600, frente al tradicional Paseo Sobremonte y se constituyó en un respetado pionero de una publicación especializada dirigida a empresarios y profesionales.

El periodismo local no especializado contaba con tres expresiones, dos que se distribuían por la mañana -Los Principios y La Voz del Interior- mientras que el Córdoba lo hacía por la tarde. La televisión se inició en el país mediante una concesión exclusiva y excluyente por 10 años al flamante director del Canal 7, que le permitió la emisión en exclusividad en blanco y negro, por una década. Al vencimiento de ese “unicato” se sumaron en Córdoba los canales locales 10 (de la UNC) y 12 (privado), obviamente con horarios inicialmente reducidos; es decir limitados a sólo algunas horas. El avance que significó la técnica de trasmitir en color recién se introdujo en vísperas de disputarse en nuestro país en 1978, debido a la realización del Campeonato Mundial de Fútbol.

Unite a nuestra COMUNIDADSuscribite a Comercio y Justicia Comercio y Justicia
Suscribite ahora por $1008 x mes


Cabe recordar que desde el 6 de septiembre del año 1930 se verificó el “primer golpe cívico-militar”, al que sucedieron otros tantos en cada decenio hasta el año 1983, con el advenimiento definitivo del sistema democrático sin interrupciones. Por entonces depuso al presidente Hipólito Yrigoyen cuanto se cumplía sólo un tercio de su segundo mandato, para el había sido elegido por el voto ampliamente mayoritario de la población masculina que incluía a los jóvenes desde 18 años en adelante. El sufragio femenino fue otorgado por ley especial casi dos décadas después y el primer acto electoral en que participaron mujeres fue el del año 1949.

Según lo surgido del censo del año 1960, la población de nuestro país llegaba para entonces a 20 millones de habitantes y nuestra ciudad contaba con alrededor de 650 mil habitantes a fines del año 1969 y era superada en ese sentido por la ciudad de Rosario. A fines del mes de octubre de 2010, la total del país  ascendió a 40 millones de habitantes y en la actualidad se estima que estaría muy próxima a 45 millones, lo cual debe ratificarse mediante el censo que se verificará en el transcurso del año próximo.

La instalación de dos grandes fábricas internacionales de automotores y el comienzo de la fabricación de la camioneta bautizada “Rastrojero” por las Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME), se constituyeron en el símbolo del acelerado proceso de industrialización que se vivía.

La avenida Colón a fines de la década de 50 registró una extensión prevista por un régimen de ensanche, fijando una nueva línea de edificación en el tramo de siete cuadras hasta la plaza Colón en oportunidad de recibir la visita del por entonces presidente doctor Arturo Frondizi. Posteriormente, la ampliación coincidió con la construcción del Estadio de fútbol Chateau Carreras como subsede del Mundial de Fútbol de 1978.

La Universidad Nacional de Córdoba ha sido la primera de Latinoamérica, pues data del año 1616, y se hizo mundialmente conocida por el movimiento identificado como Reforma Universitaria, que reclamó la laicidad de sus estudios y profesorado; objetivos que se difundieron en todo los países del área que la tomaron como ejemplo y “faro conductor”. Su prestigio fue creciente, encontrando fuerte respaldo en la excelsa calidad de sus docentes en las facultades de Derecho, Medicina e Ingeniería, lo que motivó un aura de gran respeto y que fuera reconocida internacionalmente como “la Docta”. La Ciudad Universitaria comenzó a jugar un rol clave desde el año 1964, cuando -como pioneras- se instalaron las facultades de Ciencias Económicas e Ingeniería, además del Pabellón Central y el comedor universitario. Este proceso se fue acelerando hasta contener a todas las casas de altos estudios y convertirse en un ejemplo vivo de progreso y un real “polo atractivo” no sólo de estudiantes sino también de un creciente número de familias que encontraron en su ámbito un “clima” que coadyuvaba muy positivamente a su avance.

En el transcurso de dicho medio siglo, fueron frecuentes los altibajos de la economía argentina y obviamente también de la cordobesa; en especial la crisis suscitada entre 1998 y 2002 que se convirtió en la más aguda de todo dicho período. También se dio a partir de 2003 y hasta 2008 un período de reactivación económica en que dicha actividad tuvo la mejor perfomance de la historia con un crecimiento de 52,5%, lo cual nunca antes había ocurrido y después no se reiteró. Entre 2009 y 2015 el ritmo acumulado de crecimiento fue de 24,2% pero con posterioridad y hasta ahora los índices resultaron negativos.

El crédito solicitado al Fondo Monetario Internacional (FMI) que concedió US$9.850 millones al país fue cancelado a comienzo del año 2006 para evitar se impongan al país lineamientos en materia económica con los que había voluntad de aceptar. Sin embargo, durante 2018 se volvió a recurrir al FMI esta vez con un préstamo que asciende a US$56.700 millones; de los cuales se han recibido US$45.300 millones. En ambos casos el otorgamiento de ese crédito viene con condicionamientos restrictivos en materia de política económica y social, lo que también se verificó de la misma manera en todos los demás países que accedieron a ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *