Opinión, Previsional

¿Cuáles son los desafíos del Congreso de la Nación en materia previsional?

El especialista Aníbal Paz alerta sobre que el quantum del haber jubilatorio máximo se encuentra actualmente infravalorado y sobre el hecho de que los jubilados sufren en sus cobros descuentos mayores que los que correspondería

“El haber jubilatorio máximo actualmente vigente es de $174.433,38. Ése es el límite para el cobro de una jubilación del régimen general, o para la acumulación de beneficios jubilatorios (por ejemplo, jubilación más pensión). Todo lo que el haber jubilatorio bruto exceda de ese valor se retiene por superar el tope del art. 9 de la ley 24463. En cambio, en los regímenes especiales, sólo se retiene 15% de lo que excede aquel valor”, señaló a «Factor» Aníbal Paz, abogado Mat. Prof.: CAC 1-32556 (Cba), especialista en derecho previsional, quien además se refirió a las cuestiones pendientes en aspectos previsionales que deben abordar definitivamente los diputados y senadores en la próxima conformación de ambas cámaras. 

¿Qué sucede con los regímenes especiales y las pautas de movilidad general? 

En definitiva, los regímenes jubilatorios especiales que no se rijan en su movilidad por la pauta general también pueden verse afectados de manera indirecta, por las pautas de movilidad general, conforme a la siguiente secuencia normativa: ley 24463, decretos del PEN (2004-2008), leyes 26417, 27426, 27541. DNU 163/20, 495/20, 692/20 y 899/20; y ley 27609. Pasando en limpio, en todos los casos de regímenes especiales en que no se aplique la fórmula de movilidad general, por resultar de aplicación un índice de movilidad diferente, se puede encontrar un impacto indirecto, por cierto, negativo, de la deficiente pauta de movilidad general a lo largo de toda la secuencia normativa expuesta. 

Podemos ver en el cuadro cómo el haber jubilatorio máximo se encuentra infravalorado, conforme surge de la aplicación de las diferentes fórmulas de movilidad general de la secuencia mencionada, y con ello los jubilados reciben mayores descuentos en sus haberes, de los que correspondería. Es decir, que aun cuando un jubilado de régimen especial no se rija en su movilidad por las normas citadas, de todas maneras podría impugnarlos vía litigio, en la medida en que con ellos el haber jubilatorio máximo se encuentra en un rango muy inferior al que correspondería, y en su consecuencia se aplican en su haber mayores descuentos en función del referido tope de ley 24463.

El haber jubilatorio máximo en diciembre/01 equivalía a 82% de la base imponible máxima. luego de la aplicación de movilidades por decreto entre 2004 y 2009, por ley 26417 entre 2009 y 2017, por ley 27426 entre 2018 y 2019, y por DNU en 2020, y ley 27609 en 2021, observamos cómo se ha distorsionado enormemente esa relación, resultando de ella que hoy el haber jubilatorio máximo representa aproximadamente 62% de la base imponible máxima. ¿De dónde surgen esas distorsiones? A modo de ejemplo podemos advertirla en la movilidad de marzo/20, en la cual para el haber jubilatorio máximo se otorgó un aumento de 3,76%, mientras que para la base imponible máxima se aplicó 9,38%. 

Entonces, ¿cuál debería ser el haber jubilatorio máximo al día de hoy?

Podemos analizar diferentes escenarios relativos a cuál debería ser su valor actual y con ello podremos determinar cuánto es el descuento en concepto del tope del art. 9 de ley 24463 que se debe admitir. En el escenario más conservador, podemos decir que el haber jubilatorio máximo debería hoy seguir representando el 82% de la base imponible máxima. En ese caso, en lugar de un haber jubilatorio máximo de $174.433,38, hoy deberíamos estar hablando de $232.668,93, lo que muestra una diferencia de $58.235,55 entre ambos importes.

Unite a nuestra COMUNIDADSuscribite a Comercio y Justicia Comercio y Justicia
Suscribite ahora por $1008 x mes


Conforme lo que hemos referido supra, podríamos trazar otros escenarios para tasar cual debería ser el quantum del haber jubilatorio máximo actual, que son los que se observan en el cuadro. Las distorsiones provocadas por los diferentes remiendos normativos no solo provocan desajustes en los diferentes empalmes entre fórmulas, o en la relación entre el haber jubilatorio mínimo y el haber jubilatorio máximo. Por el contrario, esos parches normativos también impactan “por arriba” del tope. 

Para mayor complejidad, según la ley 27617, modificatoria de la Ley de Impuesto a las Ganancias TO 2019, la deducción especial para jubilados al día de hoy equivale a $207.939,36, es decir ocho veces el haber jubilatorio mínimo vigente. Al modificarse las deducciones aplicables a jubilados, se advierte claramente que el jubilado sigue soportando el tope en un rango de haberes que el propio Estado considera que no debe ser gravado por el impuesto. Antes de dicha reforma, conforme se elevaba el haber, primero el jubilado quedaba alcanzado por el impuesto, y luego por el tope, y hoy es al revés.

Por todo lo expresado, estimo que se potenciarán los reclamos por la actualización judicial de todas las variables señaladas, en cuanto su aplicación conduzca a resultados irrazonables y/o confiscatorios. 

Ineptitud normativa por doquier 

Según Paz, las distorsiones que se señalaron son meros ejemplos de la torpeza normativa en la materia y del nivel de irrazonabilidad a que aquella torpeza puede conducir. 

Crear una prestación anticipada de desempleo que no contemple los aportes por la prestación de desempleo; dictar normas mediante DNU con el Congreso en funcionamiento y ya vencida la emergencia previsional; exigir por ley estudios actuariales para modificar regímenes especiales, y modificarlos luego sin aquellos; reducir el ámbito subjetivo de aplicación de unos regímenes especiales y aumentar la de otros; así como reglamentar normas desnaturalizando las normas que son objeto de reglamentación son algunos de los tantos dislates que apunta y aseguró que es muy complicado sintetizar la gran cantidad de problemas que padece el ordenamiento jurídico de la seguridad social.   

¿Cuáles serían los deberes que enfrenta en la materia la próxima composición del Congreso?

Debería, de una vez por todas, tomar el toro por las astas y actuar al respecto, con medidas reales de acción positiva, por medio de una seria y consensuada política de Estado, de largo aliento y amplio consenso, no sólo político sino también socio-económico.

Debe tratarse, ineludiblemente, de un compromiso amplio, que contenga a todos los actores relevantes para superar la dinámica actual. Es precisamente esta dinámica paralizante la que obstaculiza todo tipo de solución o avance en la materia, ya que cada vez que cambia el signo político pendulan y hacen enroque -cínica e hipócritamente- los argumentos de defensa y de crítica de la que fuere la política de turno.  

Algunas de las deudas en la materia que deben saldarse son, inter alia, el dictado de un Código de la Seguridad Social, la eliminación de distorsiones, anomias y contradicciones normativas, el sinceramiento del financiamiento del sistema previsional, y contemplar los desafíos demográficos, laborales y tecnológicos por venir.

Por cierto, al hacerlo, el Congreso deberá velar por la progresividad, el enfoque diferencial y la perspectiva de edad que merecen los adultos mayores. No hacerlo, o hacerlo de otra manera, implicará, una vez más la procrastinación de las soluciones de fondo, la eternización de emparches normativos, y con ellos la permanente vigencia de la litigiosidad previsional. 

4 thoughts on “¿Cuáles son los desafíos del Congreso de la Nación en materia previsional?

  1. Indignación. Aportó mi esposo por 40 años y no poco y le hacen tremendo descuento. Qué con la inlfación de hoy es un robo. Porque es pasivo, no puede trabajar, ya que es incapacitado y los gastos en tratamientos y remedios es enorme. País de degenerados , un médico que dedicó 45 baños de su vida a la salud pública de niños y niñas, que sea saqueado de esta forma.

  2. Indignación. Aportó mi esposo por 40 años y no poco y le hacen tremendo descuento. Qué con la inlfación de hoy es un robo. Porque es pasivo, no puede trabajar, ya que es incapacitado y los gastos en tratamientos y remedios es enorme. País de degenerados , un médico que dedicó 45 baños de su vida a la salud pública de niños y niñas, que sea saqueado de esta forma.

  3. como es posible que una persona que aporto durante 50 años en dos trabajos, me apliquen la ley 24446 articulo 9,y tenga un tope en la jubilacion, y la chorra (Cristina)que estuvo 12 años en el gobierno cobra 3.500.000.-no les parece que es una cargada, y una falta de respeto hacia los que trabajaron y sostuvieron anses durante tanto años y encima tenemos un imbecil de presidente que nos dice que somos un estorbo y una carga para el esta, cuando la verdadera carga son los politicos corruptos ¡¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *