Home  >   Economía   >   El imprescindible blindaje del yacimiento de Vaca Muerta

El imprescindible blindaje del yacimiento de Vaca Muerta

Por Salvador Treber. Profesor de Posgrado. FCE. UNC.

El yacimiento de Vaca Muerta es considerado el segundo mayor existente y conocido en el planeta Tierra de combustible no convencional. Está ubicado en la precordillera al norte de la provincia de Neuquén, y registra una superficie de 40 mil km2. Los técnicos especializados han estimado que, sin duda, podrá proveer gas y petróleo, sin mengua alguna de intensidad o volumen, por lo menos por 40 años. Dado que la empresa YPF ha asumido la responsabilidad de financiar y ejecutar las tareas de extracción y distribución en una proporción equivalente a 50% de lo requerido se lo ha subdividido en 30 fracciones de 3.300 km2 cada una.

Hasta el momento se han concretado 15 proyectos, con trabajos sobre una superficie de 18.700 km2. Obviamente todavía, falta hacer lo propio con el área que a la fecha no fue adjudicada, lo cual es indispensable para poner en plena producción todo el yacimiento. En Estados Unidos fue notorio el interés por tener un conocimiento pleno de él, lo cual promovió el viaje de un grupo de técnicos especializados para verificar en qué medida los anuncios eran ratificados por la más estricta realidad. Luego de haber certificado la total certeza de todo lo antes trascendido, los directores de sus principales empresas del ramo tuvieron un inmediato cambio de actitud.

Resulta esencial que se provea desde el inicio todo lo indispensable de inmediato para estar en condiciones de coordinar todas las acciones por parte de las autoridades nacionales. Dada la demora e incapacidad que se hicieron evidentes en el seno del gobierno anterior, que causaron dudas y vacilaciones, se hizo necesario consultar en el exterior respecto de la continuidad de la explotación. Se trata de elegir entre las opciones existentes sin entrar en vías equívocas y –además- sin deteriorar por desconocimiento la fuente potencial genuina más importante de divisas que, al concretarse integralmente la producción, será factor decisivo para lograr un sólido resurgimiento de la economía argentina.

Vaca Muerta, de por sí, está en condiciones de ser la principal generadora de recursos durante cuatro décadas. Las anteriores imprescindibles importaciones de gas han concluido y la producción local ya se ha multiplicado en nada menos que 428% respecto a sólo un año antes. Por ello, es prioritario admitir sin vacilar la relevancia que debe acordarse a tal explotación. En tal sentido, es necesario no seguir perdiendo tiempo como lo hicieron impunemente los precedentes gobernantes que prefirieron no escuchar los reiterados requerimientos de las autoridades de la provincia neuquina.

Cuanto antes, debe concretarse el comienzo de las tareas con el objeto de abarcar la explotación de todo lo que se requiera al efecto. Se trata de elegir adecuadamente otros 15 socios de YPF que preferentemente deberían no ser socios, por la incidencia negativa que esa eventual complicidad podría generar para nuestra economía y su población. Varias empresas petroleras que ya están operando han hecho conocer que tienen mucho interés en participar en lo que han calificado como “segunda etapa”, pese a que la baja del precio del petróleo ha puesto en aprietos a las empresas de extracción de combustibles no convencionales.

Las características del proyecto integral

El proyecto debe estar dirigido también a producir gas, que es el hidrocarburo más abundante en dicha área. La preferencia por la extracción de petróleo se dio porque que actualmente permite acceder en forma más diligente a una excelente renta en mucho menos tiempo pero lo aconsejable para el país es encarar el proceso en forma conjunta. Debe recordarse que el yacimiento de gas cubre toda la superficie de Vaca Muerta a aproximadamente a 2.000 metros de profundidad mientras que el de petróleo de idéntica extensión se ubica alrededor de 4.000 metros de profundidad pero genera más rápidamente mayores beneficios por tener las extracciones de este una mejor cotización.

En Estados Unidos el respectivo mercado de gas se concreta a una cotización generalizada de US$2,50 por millón de BTU. Actualmente se apunta a reducir lo que identifica el “costo argentino” y complementar en lo que aún falte en materia de infraestructura para transportar hasta los puertos patagónicos de embarque con el objeto de exportarlo sin tener necesidad de reducir los respectivos ingresos gananciales. A modo de estímulo se ha anunciado que en el futuro las respectivas nuevas inversiones que se requieran serán de libre disponibilidad en cuanto a las divisas que por esa vía se obtengan, con la condición de que previamente sea adecuadamente atendido el mercado interno nacional.

En forma adicional se subraya que, como Argentina ya registra numerosas empresas extranjeras en el resto tanto las existentes como las que se sumen tendrán garantizadas una completa estabilidad y tributaran por los beneficios en el orden nacional; además de los provinciales y municipales que correspondan. En cuanto al texto y las normas aplicables, se les asegura que serán semejantes a las ya vigentes para los primeros adjudicatarios; es decir, que las precitadas concesiones adopten las que al inicio rijan en dicho mercado. Ello se refiere al denominado “contrato” que, para poder ser modificado requiere conformidad mutua además del voto favorable en el Congreso respecto a la que se consigne en su respectivo país de origen.

Dirigido hacia los futuros inversores, se pretende reducir levemente un precio de comercialización que se usa en el territorio estadounidense y paralelamente hacer lo propio reduciendo la denominada “renta privada argentina”. Las divisas que surjan de los embarques por exportaciones derivadas del sector deben obligadamente afectarse con los que los respectivos operadores podrán establecer un acuerdo especial que entre otros aspectos incluya la posibilidad de una quita, norma que ya se suele incluir para que rija en todos los próximos contratos, “sine cua non”.

Parece que existe una virtual concurrencia de intereses públicos y privados que hacen más sólida y estable dicha gestión. Las reservas internacionales identificadas como “no convencionales” requieren en todas las áreas semejantes requisitos a las nuestras en cuanto a mantener entre todas ellas como si sólo así se diferenciaran en el ámbito ecuménico. Ello justifica plenamente una explotación integral e inmediata que todavía no se ha logrado en un 1,2% en nuestro país y por ello se requiere al efecto la disposición de grandes capitales.

Las futuras ampliaciones productivas

Tales ampliaciones suman una provisión de ambos combustibles que ya se están exportando a Chile y las iniciativas que apuntan hacia el área más importante, además del mercado brasileño, sólo pueden ser consideradas todavía como empeñadas aún en consolidar una primera etapa que ha requerido la concurrencia de fuertes recursos y ya se han extendido a toda la provincia de Buenos Aires. Es obvio que también se requiere disponer de plantas de licuefacción que puedan evitar en medida integral y completa lo que se puedan haber provocado sin siquiera advertirlo. Si bien no hubo errores garrafales, los que realmente se cometieron, pese a que no condicionaron los diversos procesos y, en especial, los que son considerados básicos para movilizar a todos.

Es lógico suponer que la demanda se multiplicará en un futuro próximo pues los interesados son muy hábiles y saben evaluar sin incurrir en yerros en materia de explosiones y/o conducción. A juicio de los operadores, las petroleras suelen aceptar de buen grado todo lo referido pues tienen la firme convicción de que se acrecerá en mucho la demanda sólo por la calidad sin mengua de los productos; siempre que no se desmejoren en mucho los respectivos precios.

Al momento de reunir todas las condiciones que los técnicos sugieren, es esencial corregir con acierto en su totalidad las objeciones que se habían formulado. Todavía se recuerdan las que versaron sobre la producción de gas pues involucraron en un alto nivel sin correr un innecesario riesgo. Hubo quienes pretendieron incrementar con métodos que podrían haber desprestigiado y, lógicamente, disminuido su cotización pero ello se pudo contrarrestar en forma eficaz y hasta anticipadamente pues en esa región “todos se conocen”.

En dicha oportunidad se lo logró mediante la aplicación de normas vigentes que habían sido incorporadas justamente para evitar el manejo arbitrario de los respectivos operadores identificados como “golondrinas”, quienes sólo buscan ganancias circunstanciales. Hace algún tiempo se aplicó un Plan Gas por el cual correspondía acceder a subsidios que trajeron alguna mejora operativa muy considerable. Por su parte, las esencialmente extractoras lograron acceder a un atractivo ingreso adicional que el programa y operadores reconocen como verdadero estímulo pues las productoras lograron así acceder o un suplemento de los precios y las impulsó a incrementar lo que se pensaba será la producción integral de ese momento.

La situación mundial actual es muy delicada frente a la emergencia sanitaria. Pese a que las autoridades nacionales están abocadas al tema, tomado medidas acertadas y a tiempo frente a la pandemia de coronavirus, no debe descuidarse esta fuente que puede traer importantes ingresos al país y asegurar el autoabastecimiento.

“El proyecto debe estar dirigido también a producir gas, que es el hidrocarburo más abundante en dicha área. La preferencia por la extracción de petróleo se dio porque que actualmente permite acceder en forma más diligente a una excelente renta en mucho menos tiempo pero lo aconsejable para el país es encarar el proceso en forma conjunta”.

 

Artículos destacados

  • Extinción del vínculo por jubilación: ¿se debe pagar indemnización? 19 noviembre, 2015 La Comisión de Estudio Laboral y de la Seguridad...
  • “La reforma previsional trajo limitaciones al acceso a moratorias” 3 mayo, 2018 Las modificaciones no comenzaron -ni se agotaron- en diciembre...
  • Ingresos Brutos: regímenes de retención, percepción y recaudación 6 febrero, 2015 En la provincia de Córdoba, con relación al impuesto...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *