Comercio exterior

¿Qué son los contratos inteligentes en el comercio internacional?

Según Gustavo Fadda, este tipo de modalidad que utiliza tecnología Blockchain facilitó la trazabilidad de productos -con reducción de errores y tiempos de rastreo- y respalda controles de seguridad y autenticidad

“Partiendo de la tecnología Blockchain se comienzan a desarrollar los smart contracts (contratos inteligentes), que son un protocolo computarizado que intenta facilitar de manera digital, verificando o rectificando la realización de un contrato, sujeto a condicionalidad, desarrollando transacciones más creíbles e irreversibles, sin la intervención de terceras partes”, señaló a Factor Gustavo Fadda, docente universitario y especialista en comercio exterior, al ser consultado sobre esta modalidad de acuerdos.

Según Fadda, partiendo de los contratos tradicionales, los contratos inteligentes recogen todas las cláusulas e información de cualquier contrato físico en forma de código y los almacenan en la cadena de bloques, de tal forma que no se necesita la figura de un “árbitro” o abogado, es decir elimina la intermediación. Aclaró que no se trata sólo de almacenaje, ya que ese código es interpretado y, sin intermediar un tercero, ejecuta de forma automática lo que recogen esas cláusulas.

¿En qué casos se está aplicando?

Se está aplicando a determinados hitos de las operaciones de contratación de la compraventa internacional de mercaderías regidas por las Incoterms 2020, trabajando sobre dos procesos específicos: 1) trazabilidad de la mercadería vendida y 2) digitalización de los títulos de valor representativos de ésta. Lo que se busca es digitalizar la cadena de suministro global de extremo a extremo, para permitir que todos los actores involucrados en la gestión de cadena de suministro intercambien de manera segura y sin interrupciones información sobre eventos de envíos en tiempo real.

¿Puede proporcionar algunos ejemplos?

Si, por supuesto. Walmart (cadena de almacenes de EEUU) y Maersk (la empresa de transporte de contenedores más grande del mundo), asociadas con IBM y utilizando la Blockchain de ésta última han realizado y desarrollado pruebas e hitos concretos.

Walmart hizo pruebas en las cadenas de valor de mango, en México, y en la de la carne de cerdo, en China.

En el primer caso, permitió a los actores de la cadena de valor identificar el camino exacto que tomó el producto desde la granja hasta la tienda tanto en México como en EEUU, trabajando con la Incoterm DDP (entregado libre de impuestos en el establecimiento del importador).

El uso de esta tecnología facilitó la trazabilidad de los alimentos, ya que redujo los tiempos de rastreo por ejemplo de una porción preenvasada de mango, de seis días a 2,2 segundos. También respaldó los controles de seguridad agroalimentaria y garantizó la autenticidad de los alimentos, según información de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

En el caso de los cerdos en China, sirvió para garantizar el origen y autenticidad de la carne, aumentando con éxito la transparencia y los problemas de confianza de los consumidores.

Según Fadda, las empresas Maersk e IBM utilizaron Blockchain junto con otras tecnologías de código abierto basadas en la nube, que incluyen inteligencia artificial (IA), Internet de las cosas (IoT) y análisis, entregado por medio de IBM Services para ayudar a las empresas a mover y rastrear bienes digitalmente a través de las fronteras internacionales. “De esta manera se impulsa la digitalización del comercio global, racionalizando las complejas cadenas de suministro que operan, buscando en alianzas con empresas logísticas, terminales portuarias, autoridades aduaneras, entidades gubernamentales y otros actores, para proporcionar mejores servicios al cliente, incluida la intermediación de despachos de aduana, como así también facilitar los flujos comerciales y mejorar la seguridad en la cadena de suministros”, refirió el profesional.