Comercio exterior

La comercialización de intangibles varios se abre paso y supera la “vieja globalización”

Para el especialista Gustavo Fadda, los servicios globales, entre ellos los basados en el conocimiento, modificarán para siempre casi todos los modelos de negocios tradicionales 

GUSTAVO FADDA. Magister.

“En este nuevo milenio y desde el mismo inicio del siglo XXI muchos acontecimientos han actuado como “disruptores”, modificando las estructuras del orden político, económico y también del comercio internacional” señaló a Factor Gustavo Fadda, magíster docente universitario y especialista en comercio exterior. 

¿Cuáles son esos acontecimientos a los que usted hace referencia?

En 2001, la caída de las Torres Gemelas y el ataque al Pentágono en EE.UU; en 2008, la crisis financiera y económica global y la emergencia de países antes subdesarrrollados a poderosos tales como China, India y otros; en 2016, el Brexit, salida de Gran Bretaña del bloque comercial de la Unión Europea, bloque preparado para la incorporación de nuevos socios, aunque no para que se retiren de éste. Asimismo, en el mismo año, la irrupción de Donald Trump en la Casa Blanca, abandonando EEUU desde dicho momento el Acuerdo de Cambio Climático de París y también el Acuerdo Transpacífico, bloque comercial hasta entonces integrado por 13 países de tres continentes distintos, América, Asia y Oceanía. Por otro lado, obliga a renegociar y reformular el Acuerdo Comercial de Libre Comercio de América del Norte conocido como Nafta, obviamente a su conveniencia y favor. En 2018, guerra comercial entre China y EEUU, dejando a todos los demás países rehenes de esta disputa y haciendo que el mundo adopte medidas neoproteccionistas, sabiendo que el verdadero trasfondo de esta pelea es por temas de seguridad y defensa ya que el problema se genera por quien controla la tecnología del 5G, sabiendo que China lleva la delantera en el desarrollo y manejo de ésta. Finalmente, en 2019, la crisis sanitaria mundial por pandemia del covid 19, poniendo en jaque no solo el sistema de salud global sino la salud física y psíquica de las personas. Ahora, algo más grave ocurre y la economía se vuelve anormal. En realidad, ya antes de esta emergencia habíamos estado transitando otro proceso de cambio, quizás silencioso, que es la tendencia a la tecnologización e intangibilización de la producción de la economía mundial. 

¿Qué es la Revolución Industrial 4.0 y que nos puede decir al respecto? 

En estos momentos ocurre que se está agotando la Revolución Industrial 3.0, aquella caracterizada por la automatización y el desarrollo de las tecnologías de información y comunicación, que permitió que no solamente los bienes cruzaran las fronteras sino que a partir de 1990, empezaron a cruzar las fábricas, las empresas, verificándose un fuerte proceso de inversión extranjera directa en países asiáticos, especialmente China, que se transforma en la fábrica del mundo, produciéndose la dispersión de los sistemas productivos a lo largo del mundo; es decir, se da la globalización de la producción, significando que hoy un producto, por ejemplo los autos, aviones, computadoras o el iPhone, no se producen en un solo país sino en siete, ocho u 11 países distintos. Hasta 2017, se contabilizaba que las inversiones se habían quintuplicado. Se produce la revolución de las cadenas globales de producción, con 100.000 empresas multinacionales liderando dicha revolución. Ahora, estamos entrando a la cuarta revolución industrial, que nos define cuáles son los sectores productivos, que están afectando la forma de hacer nuevos negocios y que están determinando la nueva estructura del comercio internacional.

¿Qué características tiene?

Ésta se caracteriza por seis tendencias:

-Transformación y almacenamiento de la información, es decir computación en la Nube.

-Inteligencia Artificial (AI), aquella inteligencia llevada a cabo por máquinas, que imitan funciones cognitivas de los humanos tales como pensar, aprender, decidir y resolver problemas.

-Internet de las Cosas (IoT), interconexión digital de objetos cotidianos con Internet, como ser lavarropas, heladeras, televisores y otros. 

-Realidad Virtual, interacción entre máquinas y hombres. Es un entorno de escenas o de objetos de apariencia real generado por tecnología informática, creando en el usuario la sensación de estar inmerso en dicho entorno. Es el caso de las gafas de Google, conocida como Google Glass. También los cascos, guantes y trajes de realidad virtual. Se destaca el avance logrado con el desarrollo del Pokemon Go, denominada realidad virtual aumentada.

-Ciberseguridad. Seguridad informática y de la estructura computacional como así todo lo relacionada con ésta y que está contenida en una computadora o red.

-Digitalización. Convertir o codificar en números, dígitos, datos o información de carácter continuo, como por ejemplo una foto, documento, imágenes, libro o película. Así tenemos todo el desarrollo de plataformas como Uber, Airbnb, Netflix, IBM Watson y otras.

Estamos en presencia de un mundo nuevo, donde todo va a estar conectado y las habilidades profesionales que vamos a necesitar van a cambiar. En un futuro cercano, un robot por ejemplo, reemplazará a un abogado, por intermedio de la inteligencia artificial y la automatización, llevando todo esto a afectar la forma de hacer negocios y a la estructura del comercio internacional. En realidad, todo tiene que ver con los servicios y propiedad intelectual, es decir los intangibles. La confluencia de estas transformaciones, generan ya una aceleración de esa intangibilización.

Se habla ya de “globalización 4.0” ¿puede aclarar el concepto? 

Si, la economía mundial está en un proceso de cambio, actual y reciente, en lo que se conoce como «globalización 4.0», apoyado por el conocimiento, la información, la ingeniería, la innovación, la invención, el know how, la propiedad intelectual, las comunicaciones, las patentes y los intangibles varios, que se conforman en el motor del valor generado.

Hoy el mayor valor se genera en el inicio del proceso productivo (investigación y desarrollo, patentes de invención, ingeniería, diseño, saber hacer) y en el final (marketing, comercialización, logística y distribución, servicios postventa), mientras que la manufacturación que se encuentra en el medio del proceso (si no es parte de lo anterior) pierde valor relativo (por eso se trasladó a los países que operan con menos costos o se automatizó).

Estamos en presencia de una industria inteligente contemporánea, innovadora, con diseño de productos, línea de producción automatizada, entrega y distribución con personas, robots y maquinaria, todos conceptos de la industria 4.0.

Insisto nuevamente, todo tiene que ver con los servicios y la propiedad intelectual.

¿Qué rol tienen los servicios en la economía mundial?

A pesar del papel fundamental que desempeñan los servicios en la economía mundial, no siempre se valora plenamente su importancia en el comercio internacional. El valor de las exportaciones mundiales en 2019 fue de 25 billones en dólares estadounidenses. Fueron 18,87 billones las de bienes físicos, y 6,03 billones las de servicios y propiedad intelectual.

En los últimos 20 años, el comercio de servicios creció 60% más que el de bienes físicos. El alza fue de 270% contra 210%.

Los servicios, en el mundo, constituyen el sector más grande de la economía planetaria, 60% del Producto Bruto Interno (PBI) global, 58% del empleo mundial, y 46% de las exportaciones totales medidos en términos de valor agregado. Sin embargo, existen estudios que demuestran que el comercio de intangibles es más dinámico que el de bienes, siendo hoy más de 50% del comercio global.

Tenemos que entender que hoy tenemos un nuevo contexto para el comercio internacional, y nos movemos en las cadenas globales de valor, donde las ventajas comparativas ya no son los recursos naturales sino el conocimiento, que es donde está el mayor valor agregado. Es necesario comprender que los productos ya no se hacen y producen en un solo lugar, y la mayoría tienen incorporados muchísimos servicios.

Indudablemente, en presencia de este contexto, viajes y transporte, migraciones, flujos de conocimiento, noticias, valores y pautas culturales, generan un flujo incesante transnacional que no para de crecer, poniendo de relieve un incontrastable cambio en la composición de la matriz. 

Desafío

Según Fadda, parte de esta etapa de la globalización, que es mucho más exigente, sofisticada y tecnologizada, es crucial para Latinoamérica y Argentina en particular, para alcanzar el éxito internacional. Los servicios globales, entre ellos los basados en el conocimiento -SBC, como el Software, modificarán para siempre casi todos los modelos de negocios tradicionales-. Uber es la compañía de taxis más grande del planeta sin tener taxis. Airbnb, la mayor Inmobiliaria del mundo es una plataforma virtual. Netflix es una plataforma de software que reemplazó al videoclub. IBM Watson resuelve consultas jurídicas básicas, quizás de manera más eficiente que un abogado. “Prepararnos y educarnos para estas transformaciones implica desarrollar la creatividad y la innovación, los activos intangibles más valiosos para los próximos 50 años”, refirió el profesional. 

“El comercio de intangibles es más dinámico que el de bienes, siendo hoy más de 50% del comercio global”