Home  >   Actualidad Profesional   >   “Ningún gobernante puso énfasis en la exportación”

“Ningún gobernante puso énfasis en la exportación”

Según Gustavo Scarpetta, la consecuencia de los escasos envíos al exterior es el faltante de la divisa estadounidense para comprar, lo que trae aparejado el endeudamiento. Exhortó no sólo a participar en ferias internacionales sino también a realizar saltos de calidad en distintos sectores

En el marco de una tendencia alcista del dólar, un panorama de escasa exportación por parte de Argentina y un escenario de disminución global del comercio internacional, Factor dialogó con Gustavo Scarpetta -licenciado en Ciencias Económicas y especialista en comercio exterior- quien señaló:
“El dólar no encuentra su lugar, y el Banco Central de la República Argentina (BCRA) debe intervenir y quemar dólares sólo para mantenerlo aunque en dos años pasó de 13 pesos a 26 pesos. La gente pregunta si el dólar subirá. Siempre la repuesta es “sí”, no importa cuándo lean estas líneas. La clave es saber cuándo y cuánto subirá. Si pensamos que, en 1991, el dólar costaba un peso; en 2003, $3,50 y, ahora, $26, la tendencia es clara. Nuestra inflación hace que se atrase el tipo de cambio y termine subiendo”.

¿Por qué Argentina tiene escasa exportación?
Vendemos 10 mil millones menos de dólares que Chile, que exporta 68 mil millones de dólares. Ni hablar si la comparación se realiza con países como México o Brasil. Pero una comparación que siempre hacen los expertos es con Australia, por tipo de producción y ubicación geográfica. Los australianos exportan 230 mil millones de dólares, contra 58 mil millones de dólares que exporta Argentina. En 2001 exportábamos 42% de los australianos, hoy solo un cuarto de lo que ellos exportan (25%).

¿Cuál es el problema de exportar poco?
Necesitamos divisas para importar, para pagar nuestro turismo. Los grandes países exportan mucho e importan mucho. No hay magia, si un país exporta poco, no tiene dólares para comprar. Y para adquirir bienes o turismo, terminamos endeudándonos para financiarnos. Lo hizo el gobierno del ex presidente Carlos Menem y también el del exmandatario Fernando De La Rúa, y en algún momento hay que pagar la cuenta.
Por ejemplo, Australia exporta minerales, oro, trigo, cobre, vino, algodón. La mitad de lo que exporta es minerales y petróleo. Lo curioso es que son 25 millones de habitantes. Ellos exportan 10.000 dólares por habitante y nosotros 1,300 dólares aproximadamente. ¿Quien va a ser más rico? Hago la salvedad de que ellos tampoco exportan bienes manufacturados.

¿Cómo impactan las medidas del presidente de EEUU, Donald Trump?
Las medidas de Trump son proteccionistas, y en la reciente cumbre del Grupo de los siete (G7) mostró que va en serio. Es difícil pensar que esas medidas pueden ser positivas. Si Europa responde con fuerza, se puede complicar más. Sin dudas, un escenario de disminución de comercio internacional es una de las peores noticias que puede recibir Argentina.
EEUU escribió las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), e influyó para que China ingresara a dicha organización. China lo hizo y, con el “manual” de EEUU -más sus criticables prácticas laborales- logró convertirse en el mayor exportador global. En 2001, cuando entraba China a la OMC, era el sexto exportador mundial y vendía lo mismo que Canadá. En diez años se convirtió en el mayor exportador global y la segunda compradora detrás de EEUU. China usó las herramientas del comercio internacional a su favor, y ahora EEUU quiere discutir las normas.

¿Qué puede hacer Argentina en este contexto?
Algo necesario es calmar la economía, estabilizar el dólar, bajar la inflación. Pero además hay que empezar a trabajar en la promoción de exportaciones, aunque no solamente saliendo a vender, participar en ferias, sino que también es necesario hacer saltos de calidad en sectores importantes, pero que tienen atraso tecnológico o de calidad. En alimentos les exportamos muy pocos a los mercados más interesantes por cuestiones sanitarias y de buenas prácticas. Tenemos que trabajar en sentido, pero ya. No mientras esperamos que se calme la economía.

¿Qué opina del acuerdo con el Fondo Monetario Internación (FMI)?
El FMI nació para promover el comercio internacional y su misión es facilitar el comercio internacional. Los argentinos tenemos cierto temor ante la intervención del FMI porque siempre su intervención terminó en una fuerte crisis. Allí se dividen las bibliotecas; una mitad dice que porque le hicimos caso nos llevó a una crisis y, la otra mitad, comentan que llegamos a la crisis porque no se hizo caso a la receta del fondo. Mi opinión es que los déficits cero no existen en el mundo. Son muy pocos los países con superávits fiscales. Los ajustes muy fuertes bajan el consumo y la demanda agregada, porque lo que se lleva es a una recesión. Los países que hacen eso,mantienen el empleo con fuertes exportaciones. Nosotros, cuando caemos en crisis, también dejamos de exportar. Eso pasó en 1997 casi hasta la crisis de 2001. Le pasó a la ex presidente Cristina Fernández desde 2012 hasta el fin de su gobierno, cuando las exportaciones estaban estancadas. Las exportaciones con la administración del actual presidente -Mauricio Macri- vienen cayendo también. Ningún gobernante puso real prioridad en el sector exportador.

Artículos destacados

  • Extinción del vínculo por jubilación: ¿se debe pagar indemnización? 19 noviembre, 2015 La Comisión de Estudio Laboral y de la Seguridad...
  • Ingresos Brutos: regímenes de retención, percepción y recaudación 6 febrero, 2015 En la provincia de Córdoba, con relación al impuesto...
  • “La reforma previsional trajo limitaciones al acceso a moratorias” 3 mayo, 2018 Las modificaciones no comenzaron -ni se agotaron- en diciembre...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *