Home  >   Actualidad Profesional   >   “Innovación, el remedio para las pymes en tiempos difíciles”

“Innovación, el remedio para las pymes en tiempos difíciles”

Según Claudio Pizzi, licenciado en Administración, la estructura y la cultura son razones por
las cuales las empresas no resisten las crisis. Agrega que aun en tales momentos existen buenas chances: “Es necesario repensar la organización y prepararla para los buenos tiempos”, enfatizó

“En la actualidad nos encontramos inmersos en un contexto económico nocivo para la salud de las organizaciones. Estanflación, que es la mezcla de inflación con recesión.
El aumento de precios combinado con la caída de la actividad comercial. Casi 4.800 empresas cerraron sus puertas entre 2016 y 2017, según fuentes oficiales. El panorama 2018 no dista de ser mejor. Los esfuerzos de un gobierno suelen ser escasos en materia de asistencia.
Levantar embargos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), generar planes de pagos o alargarlos, habilitar líneas de crédito, no parece ser suficiente para paliar las necesidades de las pymes que deben resistir con tasas de interés y cargas sociales elevadas, salarios insostenibles, rotura de la cadena de pagos y caída de ventas. A ello podríamos agregar la suba de precios de las materias primas, los impuestos y tasas y un tipo de cambio elevado”, señaló Claudio Pizzi, licenciado en Administración, magister y director de www.dorbaires.com.
¿Cómo enfrentan los problemas económicos financieros las empresas?
Al mal tiempo, buena cara. Los problemas tienen solución. Los tiempos difíciles pasan, pero se llevan mucho consigo en términos de costos de oportunidad que representa el costo de optar por una alternativa en vez de otra y, en buena parte de los casos, el costo de no aprender de los errores.

En este contexto, es esperable que los directivos dediquen todo tiempo posible a buscar formas de sobrevivir. Las matemáticas son exactas. Si no se puede hacer nada con los ingresos, hay que “retocar los costos”. Es así como algunas pymes se embarcan en “reestructuraciones”, cortando todo gasto y actividad que no sea imprescindible para sostener el negocio. Por supuesto, la medida no puede hacerse extensiva a largo plazo y cuando esto se agota, parecería que sólo queda rezar para que la economía y las finanzas vuelvan al cauce normal. El problema con estas decisiones es que por mirar el árbol que tenemos enfrente, dejamos de ver el bosque. Y el bosque está “repleto de oportunidades”. Una de ellas es “apostar al cambio”.
¿Cuáles son los problemas por los cuales las pequeñas empresas no resisten las crisis?
Entre las razones por las cuales las pymes no resisten las crisis se encuentran la estructura y la cultura. La primera atenta contra el grado de flexibilidad que se necesita para adaptarse a su contexto, y la segunda no permite generar alternativas o visiones diferentes ante los problemas. Si una organización no puede enfrentar sus coyunturas, es porque “no ha hecho los deberes” en materia de cambio organizacional. La creatividad, una potencialidad que habita en cada ser humano se pone en juego sólo ante la adversidad, no forma parte de un proceso sistemático que les permita a las organizaciones incorporarse al camino de la innovación. Sin creatividad, no hay innovación, sin innovación, es vaga la posibilidad de mejorar productos y servicios, y con ello, la cuenta de resultados.

Jay Paap y Ralph Katz – dos especialistas en innovación disruptiva- sostuvieron en 2004 que la volatilidad de los mercados y la hipercompetitividad presente, colocan a las organizaciones ante el desafío paradójico del “dualismo”. Ellos dicen que los esfuerzos por sostener el negocio actual no deberían atentar contra el sostenimiento de los negocios futuros. Hacen hincapié en la innovación disruptiva para abordar nuevos mercados con ventajas diferenciales sostenibles. El proceso de disrupción sucede cuando lanzamos al mercado nuevas tecnologías o ideas de negocios que sobrepasan en aceptación a las que ya tienen un buen tiempo en él.
¿Qué medidas concretas deberían adoptar las organizaciones pymes?
Deben hacer una distinción clara entre sus clientes reales y potenciales. Deben orientarse a servir las necesidades de los actuales mientras permanecen vigilantes para detectar oportunidades en mercados emergentes. Lo disruptivo tiene que ver con nuevos mercados, pero la innovación también se aplica a los existentes. Permite calibrar el posicionamiento, mejorar el modelo de negocios y -por lo tanto- las utilidades.
Las pymes necesitan incorporar la “cultura de la innovación” y, para eso, deben cambiar sus estructuras verticales, unidireccionales. “Las soluciones no pueden emerger de una sola cabeza”. Requieren de un equipo dispuesto a innovar para encontrar nuevas formas de hacer negocios, de dirigir y controlar, mejorar los productos y servicios para destacar respecto de la competencia, para encontrar formas de expandir el mercado por medio del uso de la tecnología.

La rutina no puede ser excusa, los problemas tampoco. La situación es agobiante, no lo dudo, pero no justifica la inacción. A diario observo vendedores que no saben vender, compradores que no saben comprar, cobradores que no saben negociar, empleados que sólo piensan en cumplir con el horario de trabajo y titulares de empresas corriendo detrás de los bancos y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Si las pymes invirtieran parte de ese tiempo en trabajar las decenas de técnicas de creatividad existentes (Brainwriting, Brainstorming o lluvia de ideas, análisis morfológico, metodología scamper –entre otras-) otro sería el grado de respuesta ante los problemas coyunturales

No tan sólo de “recortes” viven las organizaciones

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, decía Albert Einstein, señala el profesional. Para Pizzi, el remedio para los tiempos difíciles se llama innovación. Destaca que en Silicon Valley lo saben. Gino Tubaro (22 años), el joven emprendedor argentino que inventó una prótesis para las manos utilizando una impresora 3D, lo sabe. ¿Las pymes lo saben?, se preguntó.

 

Artículos destacados

  • Extinción del vínculo por jubilación: ¿se debe pagar indemnización? 19 noviembre, 2015 La Comisión de Estudio Laboral y de la Seguridad...
  • Ingresos Brutos: regímenes de retención, percepción y recaudación 6 febrero, 2015 En la provincia de Córdoba, con relación al impuesto...
  • La persona jurídica en el Código Civil y Comercial 20 octubre, 2014 A partir del artículo 141 de la nueva compilación...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *