Real Estate

Qué ocurre con las inversiones por el conflicto entre Rusia y Ucrania

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania creó un panorama mundial complejo, que llevó a los inversores a apostar por activos más estables como los bienes inmuebles.

Las variaciones del mercado dependen de muchos factores, que tienen que ser estudiados para tomar las mejores decisiones posibles. El conflicto Rusia-Ucrania creó un panorama que hizo que las bolsas se desplomaran y que los precios de la energía se dispararan, lo que generó inflación y pérdida del valor adquisitivo. Incluso los mercados de criptomonedas, que hace tiempo vienen concentrando importantes inversiones, se vieron afectados y llegaron a sufrir grandes pérdidas. En este contexto, los inversionistas buscan distintas estrategias para resguardar su capital volcándose a activos más seguros.

Con el objetivo de alejarse del epicentro bélico, muchos optaron por tomar distancia y encaminarse hacia el mercado inmobiliario estadounidense. El ladrillo siempre fue un buen resguardo para el capital y, en momentos como éstos, el real estate sigue siendo la opción más segura para los inversores porque mantiene el valor e, incluso, puede aumentarlo. “Muchos inversores que estaban acostumbrados a colocar fondos en Europa, hoy en día, por el temor generalizado en el continente y la cercanía de la guerra, deciden orientarlos hacia Estados Unidos, al que consideran un país más seguro en materia económica”, explicó Marcelo Schamy, especialista en inversiones tangibles.

Si bien ese país también está atravesando un contexto inflacionario que se vio agravado por los efectos de la guerra, no deja de ser una de las mejores opciones a la hora de invertir. El mercado de los bienes raíces estadounidense es muy elegido por los inversionistas y las circunstancias actuales crearon una demanda mayor de inversiones. Así es que éstas, de fondos disponibles, superan las oportunidades que se pueden encontrar.

Las consultas a especialistas sobre inversión en bienes raíces aumentaron en este último tiempo pero también se observa que, así como muchos traen dinero para comprar, otros prefieren además cash on hand para el caso de cualquier vicisitud.

Los destinos elegidos por los inversores

Uno de los lugares más elegidos para la compra de inmuebles es Miami. Durante la pandemia, aumentó la migración interna a esta ciudad porque, si bien no es barata, resulta más económica para vivir que Nueva York, Los Ángeles o San Francisco. Además, hace tiempo que es muy concurrida por latinoamericanos, entre ellos los argentinos. Según un informe realizado por la Asociación de Realtors de Miami, éstos encabezan el ranking de compradores internacionales del sur de la Florida.

En el caso de los inversionistas latinoamericanos, sus decisiones no están totalmente atadas al contexto bélico, como sí sucede con los europeos. Al respecto, Schamy destaca: “La presencia de compradores latinoamericanos en el sur de la Florida es realmente llamativa. Hoy es el mejor negocio, Miami es una ciudad donde el inversor extranjero se siente muy cómodo y la mayoría compra para inversión, no para vivir”.

“Los inversores apuntan a propiedades que les generen una renta en dólares porque tiene un rendimiento mucho mayor que si hicieran la misma inversión en Argentina”, agregó.

El informe de la Asociación de Realtors de Miami reflejó que los compradores de América Latina y el Caribe constituyen la mayor fracción de los adquirentes extranjeros de Florida, con 46% de las ventas internacionales, seguidos por los canadienses (18%).

El ladrillo, a largo plazo tiene siempre un resultado positivo. Es por eso que se entiende que, en este contexto, se busque invertir en bienes tangibles como propiedades, lejos del epicentro bélico. La demanda de propiedades en Estados Unidos aumentó y, probablemente, continúe en alza los próximos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *