Construcción, Real Estate

Prórroga de la ley de incentivo a la inversión genera expectativas en el sector

La prórroga de la Ley de Incentivo a la Inversión, Construcción y Producción Argentina, Nº 27679, genera cierta expectativa en el rubro.

Con el propósito de promover las inversiones en la construcción de obras privadas en el país, que no tuvieran un avance mayor de 50%, se promulgó la ley 27613, denominada de Incentivo a la Inversión, Construcción y Producción Argentina. Ella proporciona beneficios impositivos a los contribuyentes cumplidores, quienes realicen los pagos y depósitos correspondientes antes de enero 2023. Hoy, la fecha límite para efectuar los fondos fue extendida por el nuevo blanqueo vigente –ley 27679–, que prorroga los plazos y el reglamento hasta el 31 de diciembre de 2024.

“Hay expectativa de que el mercado inmobiliario vuelva a crecer con buenos índices de operaciones. Los más optimistas calculan que podrían volcarse entre US$4.000 millones y US$5.000 millones, lo que ciertamente brindaría un fuerte empuje al sector”, comentaron referentes de la Asociación de Empresarios de la Vivienda y Desarrollos Inmobiliarios (AEV).

“Estos desarrollos generan un efecto multiplicador continuo en las economías locales que incluyen inversión, empleo, apertura de comercios, mejoras en la infraestructura general de los servicios, ingresos y recursos tributarios para los gobiernos”, expresó Alan Mohadeb, socio de CEK Group.

Por eso, AEV junto al resto de la Mesa de la Vivienda (Comarco, Uocra y CEDU) consideran la construcción la «madre de industrias»: es el mayor multiplicador nacional de trabajo, se encuentra estrechamente relacionada con la vivienda (reductor del déficit habitacional) y tanto produce como exterioriza dólares.

“La inversión en ladrillos supo ser un vehículo de ahorro y resguardo de capital a medio y largo plazos de los sectores socioeconómicos medios y altos durante las últimas décadas. Además, ha sido la inversión que mejor estabilidad tuvo frente al mercado financiero local e internacional. Más aún teniendo en cuenta que los valores han llegado a su piso, en especial los costos de construcción, que ya estamos viendo en alza”, agregó Mohadeb.

AEV también resalta el valor mínimo de los precios: “Los bajos costos al momento de compra le dan a entender al mercado que se encuentra en un piso, por lo tanto, debería haber una recomposición de precios a futuro. Asimismo, las inversiones en el exterior y quedarse en billetes no parecen las mejores decisiones a la luz de que ‘las monedas duras se ablandaron’ con la inflación en Estados Unidos y Europa. Debido a esto, muchos pequeños ahorristas podrían interesarse en el blanqueo de capitales”.

En esta línea, CEK Group registra un creciente interés de sus clientes por invertir en desarrollos inmobiliarios. “A principios del mes de septiembre comenzamos a tener un alto ritmo de consultas de clientes que buscan proyectos premium que califiquen como ‘apto blanqueo’, principalmente ubicados en las zonas AAA de la ciudad de Buenos Aires como nuestras zonas de influencia: Cañitas, Imprenta, Bajo Belgrano y Palermo Soho. Los tkt más buscados poseen un rango entre 75 y 150k. Al día de hoy llevamos realizadas más de diez operaciones, sobre todo de clientes que buscan aprovechar la primera ventana del blanqueo para pagar solamente 5% de penalidad”, contó el directivo.

“Independientemente del período escogido para blanquear, las personas pueden optar por invertir ese dinero en partes, con tiempo hasta fines de 2024. Esto da un lapso de dos años para realizar la inversión”, aclara Mohadeb.

Los expertos describen la operatoria como sencilla y ágil. De acuerdo con AEV, a diferencia de la situación en cuarentena, actualmente no hay dificultades para obtener las reglamentaciones necesarias por los organismos correspondientes (AFIP, CNV, BCRA, etcétera).

“Están funcionando el Registro de Proyectos Inmobiliarios (REPI) que lleva adelante la AFIP y el sistema para obtener el Código de Registro de Proyecto Inmobiliario (COPI). Por ende, se evitará tanto una gran pérdida de tiempo como una ventana demasiado corta para el primer y más interesante tramo, el cual baja el costo a 50% por pagarse al dólar oficial”, explican la asociación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *