Arquitectura

Mercat Villa Crespo recibió el Premio Versailles de arquitectura de centros comerciales

El Comité Continental y la Secretaría de la Organización Mundial Prix Versailles le otorgó a Mercat Villa Crespo el “Premio Versailles Centroamérica, Sur y Caribe 2021” en la categoría de Centros Comerciales. Como ganador continental, el proyecto es automáticamente nominado para competir por el título mundial Prix Versailles World 2021, que premia las creaciones más sobresalientes de arquitectura comercial de calidad, actual y futurista, a entregarse en la sede central de la 𝗨nesco.

Mercat Villa Crespo es un proyecto que fue llevado adelante por el arquitecto Diego Santo y ESP Arquitectura (Estudio Santo Pérez). Está ubicado en Thames 747, corazón de Villa Crespo, en la ciudad de Buenos Aires, y nació como un mercado con identidad gastronómica en el que conviven la cultura y la relación entre el locatario y los vecinos que buscan abastecerse. No es un mercado más, es un mercado cultural-gastronómico.

Tiene una superficie de 2.700 m2 distribuidos en tres plantas. Se creó por medio del reciclaje de dos naves de una exfábrica de carteras, cuya integración permitió generar un recorrido atractivo para el usuario. Se proyectaron patios y huecos que posibilitaron la vinculación de niveles que aportan luz, ventilación natural y -al mismo tiempo- permiten la sustentabilidad del mercado, brindan confort al interior de la edificación y un bajo consumo energético.

Alberga 27 diferentes propuestas e incorpora un auditorio con capacidad para 100 personas que cuenta con una gran cocina totalmente equipada, donde se pueden realizar clases de cocina, cursos, presentaciones y lanzamientos de productos. Su antesala es un living de 150 m2 cuyos balcones dan al primer nivel y permiten contemplarlo.

Los Prix Versailles premian las creaciones más sobresalientes tanto desde el punto de vista de la arquitectura interior como exterior. Aspira a que «las arquitecturas cotidianas sean una herramienta al servicio de un desarrollo sostenible en el que se integren todos los componentes (el ecológico –economía verde–, el social y el cultural).

Mercat Villa Crespo es el primer mercado gastronómico de la ciudad de Buenos Aires, donde el producto de calidad es el protagonista y el espíritu «menos súper, más mercado» propone una experiencia creativa y de vanguardia en el corazón de Villa Crespo.

El edificio tiene una estética bien industrial. Los 2.700 m2 mencionados, divididos en tres plantas, un auditorio y un foyer, marcarán tendencia por el abanico de contenidos interesantes que presentarán.

Mercat busca imponerse como la evolución de la gastronomía y transformarse en un concentrador cultural. Reúne a 27 emprendedores quienes, con sus productos, representan los alimentos típicos de la identidad argentina, buscando una comercialización directa y sin intermediarios, cuya idea es generar un comercio más justo mediante el acercamiento del consumidor al productor directo.

El auditorio

Es un ámbito diseñado para convocar a todo tipo de contenidos sobre tendencias de emprendedurismo, sustentabilidad y nuevas tecnologías. Con una dimensión de 120 m2 y capacidad para 100 personas, el auditorio posee una cocina equipada con mesada, televisores, sonido, luces, mobiliario y vajilla, ideal para -entre otras cosas- clases de gastronomía, talleres y degustaciones, lanzamientos de productos, eventos corporativos y conferencias.

En la antesala del auditorio se encuentra el foyer, un espacio de 150 m2 de usos múltiples. Cuenta con iluminación, sonido y vista al mercado desde un amplio balcón. Además, posee una barra de tragos que se podrá disfrutar antes, durante o después de un evento.

Mercat es una inversión cien por ciento privada. El responsable es un grupo empresarial con más de 20 años de experiencia en gastronomía y construcción, del que forman parte Marcelo Pirogovsky, su socio Santiago Olivera y el desarrollador y fiduciario, Gustavo Szwec.

El arquitecto Diego Santo es el responsable de la imagen general de Mercat y de la curaduría estética de cada local, en la que -si bien cada locatario tuvo libertad en su espacio- se continuó un lineamiento común respetando el estilo del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *