Home  >   Arquitectura   >   Ideas inspiradoras para el Museo de la Reforma

Ideas inspiradoras para el Museo de la Reforma

A partir de la iniciativa de la Secretaría de Extensión y la Cátedra de Equipamiento B de la Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño de la Universidad de Córdoba, se llevó a cabo un concurso para proponer proyectos para la refuncionalización y equipamiento de este edificio que representa un patrimonio histórico de la ciudad.

La Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño de la Universidad de Córdoba (FAUD), junto a su Secretaria de Extensión y la Cátedra de Equipamiento B, organizó el Concurso Nacional de Ideas para la refuncionalización y equipamiento del Museo de la Reforma.
La propuesta dirigida a estudiantes de Arquitectura y Diseño -que contó con el asesoramiento de los arquitectos Germán Baigorri, secretario de Extensión de la FAUD, y María José Verón, adjunta de la Cátedra de Equipamiento B de la FAUD- implicó una selección de las mejores ideas para la puesta en valor, refuncionalización y diseño del equipamiento para el museo en cuestión, en el marco de la celebración del centenario de este hecho histórico.
“El objetivo del concurso se centró en la búsqueda de iniciar y promover la participación en experiencias de proyectos ajustadas a problemáticas concretas propias del medio, convocando a alumnos avanzados de Arquitectura y Diseño que quieran asumir el desafío de dar respuesta a una necesidad concreta”, explicaron los organizadores.
“En este orden, el fin de la iniciativa apunta a la toma de conciencia sobre la posibilidad de transformar el medio a través de prácticas constructivas, materiales, espaciales y concretas, así como posibilitar una reflexión sobre los espacios públicos y las diferentes variables que los atraviesan, colaborando por medio de acciones proyectuales con el medio local, sus necesidades, potencialidades y déficits”, agregaron desde la universidad.

Además, mediante acciones de este tipo se intenta reforzar el vínculo entre los estudiantes y el medio configurando un ámbito de creatividad e innovación que contribuya a la formación de los futuros profesionales de la arquitectura y el diseño en lo relacionado a la comprensión holística e integral de los diferentes campos y escalas del proyecto.
Paralelamente a estos objetivos, se planteó la necesaria transferencia de carácter extensionista de la academia y la universidad a la sociedad y sus instituciones, construyendo vínculos y aportando conceptos e ideas que construyan nuevos escenarios de intercambio y por ende nuevas realidades.
En el caso de este concurso en particular, se propuso considerar e integrarlos actores claves tanto sociales como académicos, teniendo en cuenta el impacto de las acciones sobre barrio Alberdi, el edificio, su espacio exterior y su pertenencia a la institución universitaria que lo acoge.
Esta sinergia previamente planteada, constituyó el sentido básico y primordial del accionar de la academia sobre el medio, es decir reconocerlo en primera instancia, para luego aportar ideas y acciones que lo mejoren y pongan en valor, entendiendo que este es uno de los sentidos básicos de su accionar como estructura formativa.

Historia del Museo
El 17 de noviembre de 1999, la Universidad Nacional de Córdoba inauguró la Casa de la Reforma en homenaje al movimiento estudiantil que marcó la historia de Córdoba y su proyección a todo el continente americano.
El edificio, ubicado en un sector de los terrenos que pertenecen al Hospital Nacional de Clínicas, alberga documentos, fotografías y libros sobre la gesta de 1918, a la vez que brinda un espacio para el debate y la reflexión de temas que hacen a la historia y la cultura de los cordobeses.
Si bien el lugar donde funciona el centro cultural no tiene una vinculación directa con el movimiento reformista, su ubicación en el barrio Alberdi representa un reconocimiento a la historia de las luchas estudiantiles.
Cuando se abrió la casa, la Municipalidad de Córdoba recuperó el antiguo pasaje Aguaducho y lo refundó con el nombre de Pasaje de la Reforma Universitaria.

Patrimonio protegido
El concurso implicó el desafío de imaginar nuevos usos y agregar funciones al museo sin modificar sustancialmente el edificio, sus límites y envolventes, ya que el mismo forma parte del patrimonio protegido de la ciudad de Córdoba y de la Universidad Nacional.
Para ello se solicitó que estas posibilidades funcionales hagan hincapié en que la composición, integración o modificación de estos escenarios sean parte de la propuesta de cada equipo proyectista.
Se sugirió considerar diferentes modos de exhibición dentro del paradigma actual, pensar en exhibiciones interactivas que incorporen proyecciones, audio, que estimulen los sentidos y provoquen diversas sensaciones.
La muestra actualmente consta de numerosos documentos, entre ellos; telegramas, diarios de la época, cartas, fotografías, libros y objetos de gran valor histórico, como cuadros y un mimeógrafo llamado “la mimi”, el cual fue utilizado por los reformistas de distintas generaciones para difundir sus ideas, todos referidos a la reforma de 1918 y al movimiento reformista que perdura hasta nuestros días.

Asimismo, se debieron considerar para el diseño las pautas de accesibilidad universal.
Todas las intervenciones propuestas sobre los edificios fueron planteadas con tecnología en seco, generados a partir de equipos envolventes evitando la tabiquería en los casos que fuera posible por la condición patrimonial del edificio y para permitir su flexibilidad espacial, reducir impactos sobre la materialidad del edificio y para reforzar mediante las acciones proyectuales la potencialidad de diferentes configuraciones de exposición.
Para la selección de los trabajos se valoró su carácter innovativo, la factibilidad productiva, la identificación significativa con el espacio de referencia y los hechos que el lugar interpreta.
A partir de estas consideraciones, el jurado conformado por miembros de la FAUD, el Museo, la Cátedra de Equipamiento B y la Comisión de Decanos de Facultades de Arquitectura de Universidades Nacionales (CODFAUN) seleccionó los mejores trabajos y premió a sus responsables. El pasado 14 de junio se comunicaron los proyectos seleccionados y se abrió la exhibición virtual.

El jurado estuvo integrado por los arquitectos Guillermo Cabrera, decano de la FADU-UBA; Sergio Cosentino, decano de la FADU–UNL; Guillermo Eciolaza, decano de la FAUD-UNMdP; Mariela Marchisio, decana de la FAUD-UNC, y Jhonny Gallardo, profesor Titular de la cátedra de Equipamiento B. de la FAUD-UNC.
El primer premio fue para Mathias Zanatto y Ana Segura (Tutor: Arq. Lucas Dunkler), cuyo trabajo se destacó por la puesta en valor en relación a la integración urbana del museo. Se consideró que la espacialidad, tanto interior como exterior fortalece y revaloriza las preexistencias edilicias, así como los valores puestos en debate por los reformistas en cuanto a lo relatado en el manifiesto de la reforma, así como también resultó interesante la recuperación del subsuelo, así como la organización general del conjunto. Asimismo, se valoró la factibilidad productiva y la accesibilidad.
El segundo premio fue para el trabajo de Juan Aparicio y Jonatan Lorenzatti (Tutor: Arq. Marcos Gianfelicci) y el jurado valoró su actitud con el entorno y el patrimonio, la funcionalidad y accesibilidad universal –en algún caso demasiado evidente- en toda la propuesta. Los equipos propuestos resultaron factibles y presentaron una imagen discreta que dialoga en armonía con el entorno, tanto en el interior como en el exterior.

Finalmente las menciones fueron para Martín Emma y Macarena Fernández (Tutor: Arq. Pablo Firpo), cuya presentación se destacó por la transferencia de los valores de la Reforma a la propuesta y la utilización del espacio público como representación de la historia.
La otra mención resultó para Julián Perdomo, Paula Ledesma y Brenda Vallejos (Tutor: Arq. Santiago Tissot), y su trabajo se destacó por la integración y apertura hacia el entorno. También se valoró la síntesis en la resolución de los equipos y soportes de actividades, el lenguaje claro y su factibilidad productiva.

“El objetivo del concurso se centró en la búsqueda de iniciar y promover laparticipación en experiencias de proyectos ajustadas a problemáticas concretas propias del medio, convocando a alumnos avanzados de Arquitectura y Diseño que quieran asumir el desafío de dar respuesta a una necesidad concreta”.

Artículos destacados

  • Un sistema rápido y económico para construir una vivienda 29 abril, 2014 Steel Frame se aplica en todo el mundo. Una...
  • Construir en seco, una alternativa eficiente 30 agosto, 2013 Se trata de un sistema constructivo amigable con el...
  • Viviendas al natural 28 julio, 2014 Córdoba, Rolando Ipérico, un arquitecto local, está al...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *