Home  >   Arquitectura   >   Caja de Tierra, arquitectura sin huella

Caja de Tierra, arquitectura sin huella

De fácil armado y con pocos elementos, en 2020 nació Caja de Tierra, una nueva forma de exposición diseñada en exclusividad para Ecosistema Cultural de Identidad Argentina, que consiste en un proyecto arquitectónico que no deja huella en los lugares donde se monta, con la ventaja de armarse y desarmarse en poco tiempo sin generar daños ni dejar rastros.

Ecosistema Cultural inauguró en octubre pasado su primera tienda sustentable, en el emblemático barrio Alberdi (Santa Rosa 1498, esquina Chubut) de Córdoba, «La Docta». Se trata de una tienda 100% sustentable, ecológica y versátil, que se puede integrar a bares y espacios gastronómicos, identificándose con cada lugar donde se encuentre. Se denomina «Caja de Tierra» por su fuerza como punto de encuentro e inspiración.

Cabe resaltar que Ecosistema Cultural surge desde la innovación y el conocimiento, con la visión de ser el único proyecto en el país que integra el arte, la lectura y la educación para federalizar y democratizar la cultura en cada rincón de Argentina. En su esencia está trascender con el fin de dar acceso a los productos culturales y de formación a cada persona y organización, con el propósito de brindar a todos los artistas, editoriales, creativos, productores, escritores, investigadores y hacedores culturales la oportunidad de difundir y promover sus creaciones.

Cristian Garbero y Mateo Coiset fueron los arquitectos responsables de crear Caja de Tierra, proyecto que busca realzar y revalorizar la identidad de la marca, con un concepto flexible en el que la flexibilidad no sea sólo un espacio que se pueda mover sino que se pueda armar, desarmar, ampliar, reducir.

Caja de Tierra resume el concepto del espacio: respetuoso del entorno, flexible, fácil de ser usado, sustentable. El arquitecto a cargo del proyecto, Cristian Garbero la describe como una “arquitectura muy racional, modular y que se adapta al entorno; como una arquitectura muy flexible, que permite que sea fácil de difundirse, fácil de adaptarse a cualquier terreno, llevando la cultura, el arte y la arquitectura a cualquier ámbito -una universidad, una feria, un bar-”.

Su imagen tiene una sinergia con lo que aloja, un espacio con vida, un ecosistema cultural, gracias al uso de materiales, formas, olores y objetos que lo denotan. El material predominante por su nobleza y flexibilidad es la madera.

Garbero explicó: “Pensamos en un material noble como la madera, hicimos un proyecto muy racional con un material muy accesible como es el fenólico, la madera de pino…, de ahí surge el nombre de caja de tierra por el color, el olor, la incorporación de vegetación, que nos permitió revalorizar este concepto”.

“La idea fue armar el proyecto pensando en el término de ecosistema, que la identidad de la marca estuviera reflejada en la arquitectura, entonces ese ecosistema nosotros pretendemos hacerlo con un piso que simula tierra, después con un casetón un techo verde que simula que son esas terrazas-jardines y después, una especie de origami usando las mismas hojas de los libros que se han roto o son para tirar, simulan esta especie de ave que hace un hábitat de todo”, comentó Garbero.

Trabajaron con un módulo adaptable a cualquier espacio de 3 m. por 2 m. Nace una caja, que se puede ampliar replicando aquél, en varias formas y tipos. “Son estanterías individuales, la mesa central son dos módulos, todas las columnas son de 2,40 m., las vigas de 3 m., está todo particionado, abulonado, tratamos de usar lo menos posible el tornillo, esto se arma y desarma, no necesita de un anclaje”, detalló el referente.

Es un diseño que no se basa en el lugar, “es una arquitectura autoportante porque ya va con su piso, con su entorno, su estructura y su techo, tiene su escala en cualquier lado, uno lo puede poner en un shopping o en un lugar de triple altura y va a tener la misma escala, no necesita una pared, una luz extra ni un revestimiento. Se arma y se desarma, con la idea de que genere lo mismo en cualquier ámbito”, destacó el profesional.

Al utilizar el concepto de stand, permite que las partes se reutilicen y se adapten a cualquier espacio donde la gente pueda experimentar leer libros, ver obras de arte, compartir juegos; un espacio de encuentro. Porque como un mueble que se compra y se arma, “sabemos que es un proyecto simple de muy pocos metros, por eso tratamos de ‘buscarle la vuelta’ para que sea muy fácil de armar y copiar; y con un manual de uso de armado ya puede estar trabajando ahí”, explicó Garbero.

Identidad Argentina aspira a que las tiendas físicas de Ecosistema Cultural «Caja de Tierra» lleguen diferentes puntos del país para ser un puente integrador de la cultura, la educación, el arte y la innovación, características propias del proyecto.

Artículos destacados

  • Un sistema rápido y económico para construir una vivienda 29 abril, 2014 Steel Frame se aplica en todo el mundo. Una...
  • Construir en seco, una alternativa eficiente 30 agosto, 2013 Se trata de un sistema constructivo amigable con el...
  • Viviendas al natural 28 julio, 2014 Córdoba, Rolando Ipérico, un arquitecto local, está al...
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *