Ya no se exporta ni se vende: pymes lácteas alertan sobre grave crisis

El sector ingresó en un segundo semestre con números rojos y anticipa que la grave situación se expresará con crudeza en la primavera, cuando se produce más leche. Los precios a los proveedores pueden caer hasta 25 puntos. Acusan al Gobierno de inacción

Por Javier De Pascuale – [email protected]

Pymes lácteas de todo el país advirtieron de la “grave crisis” que se avecina en el sector si el Gobierno nacional no toma medidas. Golpeados por una furiosa caída del consumo, que hoy se encuentra en niveles peores que los que se vivieron durante la crisis de los años 2001 y 2002, y por una caída de los contratos de exportación que supera 90%, aseguran que antes de la primavera habrá una sobreoferta de leche, luego de lo cual los precios que reciben los productores por litro de leche podrán caer hasta 25%, algo agravará aún más una crisis que tiene en Córdoba su máxima expresión puesto que la provincia es la mayor productora nacional de leche fluida.

Piden un plan
“El sector lácteo necesita un plan que contenga una lógica sobre la exportación, no podemos seguir con retenciones en lácteos, siendo un producto de gran valor agregado”, explicó la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) en relación con la crisis del sector. “No es lo mismo producir un kilo de maíz que producir un kilo de queso, por lo tanto no deberían tener las mismas retenciones”, aseguró la organización que representa las pymes de la lechería.
“La producción de leche está hoy diez puntos por arriba que durante marzo o abril y esa producción hay que colocarla. Si vamos a elaborar un producto que el mercado interno hoy no va a consumir, por la situación económica, la alternativa es la exportación. Pero entre las retenciones y la baja del valor del dólar del último mes, el negocio es realmente malo”, explicó -por su parte- Javier Baudino, vicepresidente de la entidad.

Aunque lo peor son las perspectivas: “Esto va a generar un impacto en la cadena. Va a ser difícil mantener el precio al tambero, que viene cobrando $15,50 o $16 cuando el mercado internacional retribuye a $12. Hoy el problema no se compara con lo que tendremos entre septiembre y noviembre, cuando hay mayor producción de leche. En ese momento, cuando las papas quemen, nos estaremos echando la culpa entre todos pero hoy la verdad es que nadie, ningún gobierno, está haciendo nada, y sólo Apymel plantea el problema porque sabemos que la cadena es una, entre productores e industria”, afirmó Baudino.

Tamberos
Los productores, por su parte, comparten el escenario de desazón. “Hasta ahora no hemos tenido ni siquiera promesas, a pesar de las elecciones. El Gobierno de Córdoba tampoco hace nada. No sabe, tiene funcionarios que no están capacitados cuando es la provincia número uno en producción”, acusa Alejandro Leveratto, vicepresidente de la Cámara de Productores Lecheros de Córdoba (Caprolec).

Para los lecheros, el mercado interno está en franco colapso. El consumo de lácteos cayó hasta 13%, según el rubro, durante el último año, y hoy se encuentra en un promedio de 171 litros por habitante y por año, cuando el promedio histórico varía entre 200 y 230 litros (una caída mayor de 20%). La “fotografía” actual del consumo es peor incluso que la de la crisis de 2001 y 2002, cuando el consumo cayó a 174 litros promedio. “Es algo que se da incluso en un mercado inelástico. Cuando a la gente no le alcanza el dinero empieza a recortar en otras cosas, pero termina retaceando la compra de leche en situaciones de restricción”, precisa Leveratto.
“Y la cadena comercial no ayuda”, abundó. “A la industria le interesa mantener su caudal de procesamiento a expensas de sobreofertar el mercado, puesto que el precio internacional viene bajando hace tres meses y la exportación cayó más de 90%. Así, el precio baja para toda la cadena y esto genera una situación más crítica en todo el sector”, aseguró Leveratto.

Las papas “quemarán”

– “Esto va a generar un impacto en la cadena. Va a ser difícil mantener el precio al tambero, que viene cobrando $15,50 o $16 cuando el mercado internacional retribuye a $12”.
– “Hoy el problema no se compara con lo que tendremos entre septiembre y noviembre, cuando hay mayor producción de leche”.
– “En ese momento, cuando las papas quemen, estaremos echándonos la culpa entre todos, pero hoy la verdad es que nadie, ningún gobierno, está haciendo nada”, asegura Apymel.

Artículos destacados