Ventas minoristas cayeron 9,2% en el mes de mayo

La pérdida del poder adquisitivo de las familias es la principal causa en la retracción del consumo, según indicó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas bajaron 9,2% en mayo frente a igual mes del año pasado; es el quinto mes consecutivo en que las ventas se retraen, empujadas por la pérdida en el poder adquisitivo de las familias, de acuerdo con un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

“La caída en el consumo se sintió en todo el país, y se combina con las subas de costos que están teniendo los comercios frente a los ajustes tarifarios y otros incrementos, que los limita para lanzar ofertas o promociones que ayuden a reactivar el comercio”, indicó CAME.

Por rubros
Con la excepción del rubro Farmacias, que incrementó sus ventas 1,3%, el resto de los rubros que componen la oferta minorista cayeron en mayo.

Las bajas anuales más fuertes se registraron en Electrodomésticos y artículos Electrónicos (-19,6%), Bijouterie (-13,1%), Materiales para la construcción (-12,7%), Bazar y regalos (-11,9%) y Ferreterías (-11,6%).

La entidad indicó que “el programa ‘Ahora 12’ ayudó a contener la caída, pero ya no alcanza como política para empujar el consumo porque la gente está enfrentando problemas financieros y evita en lo posible endeudarse, para no continuar acumulando obligaciones con altos costos que se vuelven difíciles de pagar. Los comercios, en tanto, fueron más austeros con las políticas de descuentos ya que prácticamente se quedaron sin resto para absorberlos”. Con el resultado de mayo, las ventas minoristas medidas en cantidades registraron en los primeros cinco meses del año una caída promedio interanual de 5,7%.

Tarifas
Por otro lado, el pasado fin de semana, el secretario de prensa de CAME, Vicente Lourenzo, manifestó estar “de acuerdo con el aumento de tarifas” siempre y cuando se “sinceren todas las variables de la economía” y se evalúe “sector por sector” la incidencia de los incrementos.

“Como todo aumento que afecta costos de producción, tiene que haber un gradualismo para que una empresa pueda trasladar en tiempo y forma ese aumento al precio porque sino no hay manera de pagarlo”, explicó Lourenzo en declaraciones a Radio Télam al referirse al incremento tarifario.

El representante de la entidad también planteó la necesidad de “analizar caso por caso” la manera en que impacta el incremento de tarifas de luz y gas, más allá del tope al incremento anunciado por el Gobierno nacional. Además, se expresó escéptico respecto de la solicitud del Ministerio de Energía de un consumo con ahorro ya que “las empresas necesitan de esa energía para producir”.

“El reclamo tiene, además, un concepto equivocado por parte del ministerio sobre la estacionalidad de las empresas pymes, ya que la realidad es que hay un sinnúmero de empresas donde el consumo de gas es insumo de producción durante todo el año”, aseveró Lourenzo.

El empresario, además, planteó la necesidad de contemplar el incremento de las tarifas en un contexto de “sinceramiento de todas las variables económicas”, respecto a lo cual planteó: “¿Cómo hacer para bajar la inflación, cuándo seguimos aumentando la estructura de costo? Estamos en un proceso recesivo, no podemos estar manipulando los costos de forma tal que pueda llegar a significar el cierre de una empresa”.

En tal sentido, Lourenzo dijo que las autoridades de CAME solicitaron una reunión con carácter de urgencia con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, para llevar “un análisis de cómo es la incidencia tarifaria sector por sector y cuáles son aquellos que están en una alerta máxima”, puntualizó.

Artículos destacados