UIA reclama al Gobierno un programa para salvar empleo en automotrices

Su titular, Héctor Méndez, explicó que la central fabril entregó al ministro de Economía una carpeta con una propuesta pero aún no recibió respuesta. Recordó que 15.000 trabajadores están afectados.

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, reclamó ayer al ministro de Economía, Axel Kicillof, una respuesta al plan de contingencia presentado por la central fabril al Gobierno para “salvar empleos” en la industria automotriz.

Unos 15.000 empleados de automotrices y fábricas de autopartes vienen sufriendo suspensiones con reducción salarial en las provincias de Buenos Aires y Córdoba, en un marco de fuerte caída de la demanda de autos en el mercado interno y en Brasil, principal comprador.

Incluso el miércoles último la estadounidense General Motors decidió suspender la producción en su planta en Santa Fe un día a la semana hasta fines de junio por la caída de ventas, lo que afectará a 2.700 trabajadores, aunque éstos mantendrán la totalidad de su sueldo.

Ante la difícil situación, la UIA le presentó días atrás a Kicillof una carpeta con detalles sobre los problemas concretos que vienen afectando al sector automotor, que constó de 20 carillas, y 10 ideas concretas para mejorar la competitividad, pero hasta el momento no hubo respuesta.

Méndez reconoció que la industria automotriz atraviesa una “grave crisis y no de fácil solución”.

“La crisis en la industria automotriz amerita que el Estado desde su macroeconomía haga algo para corregir las medidas que haga falta. Entiendo que es grave la crisis y que no es de fácil solución”, evaluó.

Reiteró: “El diálogo no es que yo sólo diálogo, es un feedback, es un ir y venir”. Y se quejó por la falta de respuesta “de todo lo que se planteó y que costó plantearlo también”.

De este modo, aseguró que el sector no busca “hacer política” y criticó la costumbre del Gobierno de “demonizar a los empresarios”. “Yo no tengo derecho a usar la tribuna de la UIA, yo hago lo que responde al compromiso que tengo con los empresarios. No me gusta que se demonice a los empresarios porque es como decir que todos los políticos son corruptos”, enfatizó.

Artículos destacados