Trazan un sombrío panorama para los países emergentes

Con respecto a los países emergentes, el FMI alertó sobre la necesidad de dólares que éstos tendrán en 2009, en medio de una salida generalizada de dinero, dado que precisarán 1,8 billones de dólares para refinanciar deuda, principalmente para el sector privado. Además, advirtió que los gobiernos deberían prepararse para salir al rescate de empresas, e incluso para enfrentar quiebras a gran escala.
El organismo reclamó “atención urgente” a los países en desarrollo sobre el desembarco de la crisis financiera. Según explicó, en lugar de recibir capital extranjero, estos mercados “exportarán” dinero este año por la salida de bancos e inversores de sus fronteras.

Por último, el Fondo alertó también sobre la aparición de un “proteccionismo financiero” perjudicial. Según sus analistas, éste se manifiestaría en la presión de las autoridades para que los bancos dirijan sus préstamos al mercado nacional y para que los consumidores mantengan el gasto dentro de las fronteras.

Artículos destacados