Tras el boom de mitad de año, se frenó el consumo en agosto

Si bien la demanda es ampliamente mayor que la de 2009, el mes pasado se retrajo con relación al mes anterior. Ahora surgen dudas sobre el nivel de consumo en el segundo semestre del año.

Durante la primera mitad del año el consumo se expandió en altos niveles y los indicadores de julio hicieron pensar que ese ritmo se mantendría durante el segundo semestre. Pero en agosto, si bien se mantuvieron los fuertes incrementos interanuales, las ventas en los shoppings y en los supermercados se frenaron, de acuerdo con las propias cifras oficiales: en los primeros se retrajeron 11,2% y en los segundos, 2,1%. Ahora se abren interrogantes acerca de cómo cerrará el año, un ítem clave en la expansión de la economía nacional.

De acuerdo con los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), las ventas en los shoppings en agosto -relevadas en 33 centros comerciales de Capital Federal y el conurbano bonaerense- cayeron 11,2% con relación a julio, consideradas a precios corrientes. De todas maneras, pese a esta retracción mostraron una suba interanual de 31,8% y acumularon en los primeros ocho meses del año un alza de 42,5%.

Las cifras revelaron que las operaciones en los centros de compras crecieron bastante por encima de la tasa de inflación, estimada por las consultoras privadas en 25% en los últimos 12 meses. Pero también demostraron que será difícil sostener el alto nivel de consumo durante la segunda mitad del año.

A favor jugarán las subas en las remuneraciones otorgadas a los asalariados -principal sostén del alza del consumo-, las buenas expectativas económicas de la población y las persistentes expectativas de una inflación no menor de 25%.

En contra del sostenimiento del nivel de compras seguramente influirá el nivel de endeudamiento de las familias, generado en la primera mitad de 2010 por la fuerte inversión en bienes durables.

Súper, con el freno

Aunque en menor medida que en los shoppings, las ventas en los supermercados a lo largo de agosto también mostraron un freno: en este caso cayeron 2,1% a precios corrientes con respecto al mes anterior. Esta retracción surgió de los datos aportados por las 66 empresas que el Indec releva en todo el territorio nacional.

Pese al freno de agosto, el consumo en los supermercados mostró un alza interanual de 27% con respecto al octavo mes del año pasado y acumuló un alza de 26,6% en los primeros ocho meses de 2010, apenas por encima de las estimaciones inflacionarias privadas.

Por otra parte, consideradas en términos desestacionalizados -descontado el impacto de las subas de precios-, las ventas en los supermercados crecieron 18% en agosto con respecto a igual mes de 2009.

En el consumo masivo que se expresa en los supermercados impactan elementos diferentes de los que influyen en los shoppings. En este caso habrá que esperar si el impacto del aumento en la Asignación Universal por Hijo y el incremento en las jubilaciones -que comenzarán a impactar en octubre-, además de las ya mencionadas subas salariales, contribuyen a llenar los changuitos en la segunda mitad del año.

El dato no es menor ni para el sector privado ni para el público, pues el ritmo de inversión de uno y otro -fundamentalmente del Estado- depende en buena medida del nivel de consumo.

Artículos destacados