Transportistas de cereales piden endurecer reclamos

Los transportistas de cereales de la provincia de Córdoba exigen a la entidad que los nuclea endurecer el reclamo para con el Gobierno.
“Estamos sentados sobre un polvorín”, aseguró a Comercio y Justicia Pablo Trápani, titular de la Federación Cordobesa del Transporte Automotor de Carga de (Fecotac) al dar inicio a la enumeración de acuerdos logrados con el Gobierno que fueron “incumplidos”.
En tiempos en los que la cosecha de soja y de maíz se aproxima a su fin, y debería suponerse que los transportistas cerealeros deberían estar en su mejor período de trabajo, Trápani grafica que “la cosa está muy dura”.
“No se está cumpliendo con aquel acuerdo al que arribamos con el Gobierno de la Provincia de que los productores prioricen a los camiones locales a la hora de hacer los traslados de sus cosechas”, indicó.

De esta manera, los trabajadores del sector se ven “amenazados” por aquellos transportistas que arriban a Córdoba desde otras provincias y a la vuelta “levantan cargamento por cualquier precio, sin respetar las tarifas prefijadas”.
Al respecto, el titular de la Fecotac explicó que una vez al año se reúne el Consejo del Trasnporte de Cereales de cada provincia y allí se “acuerda” y fija una tarifa que es homologada luego por el Gobierno.
“Pero esto, como en otras tantas cosas, después se desconoce y nadie hace nada”, indicó.
Trápani destacó la necesidad de que esta actividad sea legislada ya que no es igual a la de cualquier otro transporte de carga que tiene una actividad más constante durante el año. “Nosotros trabajamos con un coeficiente de 50% de ocupación de bodega, es decir vamos con carga pero retornamos vacíos”, explicó.
“Lo que nos queda es tomar medidas de fuerza, cosa a la que no queremos llegar porque creemos en las instituciones”, expresó el dirigente y adelantó que con todos estos reclamos mañana serán recibidos por el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, en Casa de Gobierno.
“Esperamos también contar con la presencia de Carlos Gutiérrez”, el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentos, indicó.

Subsidios

Otro de los temas que volveran a plantearle al ministro es el del subsidio al empleo.
“Este es un reclamo que estamos haciendo desde el conflicto entre el Gobierno y el campo, en el que nosotros fuimos uno de los sectores más perjudicados”, aseguró.
“Se han entregado subsidios a las industrias con el tema de la crisis internacional y a nosotros nos llamaron para ofrecernos 150 subsidios para repartir entre más de 8.000 trabajadores necesitados”, explicó claramente indignado y agregó: “Nuestras intenciones no son políticas. (…) hemos entregado la facturación de nuestros afiliados para demostrar que hay trabajadores cuya facturación durante el primer semestre de 2008 fue igual a cero”.

En el mismo sentido, el dirigente aclaró: “No aceptamos el ofrecimiento, nos pareció una grosería. Sin embargo, seguiremos insistiendo con el reclamo”.
Consultado sobre algunas declaraciones vertidas en la prensa que indicaban que los transportistas cerealeros ya eran beneficiarios de subsidios oficiales, Trápani aseguró que “los dichos de esos funcionarios no son ciertos” y alertó que tomarán cartas en el asunto. “No se efectivizaron ni los ofrecimientos nacionales, ni los provinciales”, concluy&oacute

Artículos destacados